Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

El mejor recuerdo del viaje, en el celular

Recurrir al trípode, activar el HDR o evitar el zoom son algunas de las recomendaciones a seguir para quienes registran sus vacaciones con la cámara del smartphone. Tips para uso automático y manual.

Por Manuel Marino (Especial).

Utilizar la cámara del celular en modo automático es lo más práctico y cómodo para aquellos usuarios que no han adquirido conocimientos sobre fotografía. Sin embargo, configurar previamente algunos parámetros redundará en mejores imágenes sin que demande mayor esfuerzo.

HDR: Una utilidad a tener en cuenta es HDR o alto rango dinámico. Si nuestro equipo lo tiene entre las opciones de la aplicación de la cámara, es recomendable mantenerlo activado, ya que en este modo se realizan tres disparos consecutivos variando automáticamente parámetros de contraste, brillo y exposición. Luego, la propia aplicación conjuga las imágenes para obtener el resultado más acorde a la realidad.

Trípode y selfie stick: Contar con un pequeño trípode de mesa o utilizar el famoso palo para selfie como monopod nos ayuda a obtener capturas de gran estabilidad. Estos elementos son ideales para imágenes de paisajes, siempre y cuando no haya objetos en movimiento en primer plano. Más recomendable aún es combinarlos con el disparo diferido: solo tres segundos de retraso resultan suficientes para no trasladar ningún movimiento de las manos al equipo.

Punto de enfoque: Si bien en modo automático el foco se fija sin intervención del usuario, si tocamos la pantalla durante al menos un segundo, la aplicación entiende que ese es el punto sobre el cual debe enfocar la imagen. Es un recurso útil para asegurarnos de que un elemento que forma parte de la foto se verá con nitidez plena.

Ráfaga: Si el objeto a capturar está en movimiento, se recomienda valerse del disparo en modo ráfaga, manteniendo presionado el disparador durante un breve instante. De este modo se podrá escoger entre varias fotografías sucesivas para guardar la que nos entregue una imagen nítida.

Evitar el zoom: Las lentes de las cámaras de los celulares no cuentan con zoom óptico, ya que requiere de un espacio físico que los teléfonos no poseen. El zoom por software de las cámaras de los celulares es realmente deficiente, por lo cual lo mejor es no utilizar esta funcionalidad sino, en todo caso, acercarse lo máximo posible al objeto que pretendemos destacar en primer plano.

No al flash: Aunque tomemos una imagen nocturna, si estamos en un ambiente con luz artificial, es preferible dejar que la lente de la cámara intente adaptarse a dicha iluminación y no activar el flash. Esto se debe a que, por sus características de tamaño y potencia, solo iluminan a una distancia muy cercana al equipo y dejan el resto de la imagen en penumbras. Sin flash la escena puede verse más ruidosa, pero será mucho más cercana a la realidad. En ese caso es posible probar con imágenes en blanco y negro, un recurso inagotable que siempre aporta nuevas perspectivas.

 
 
La selfie perfecta: Atractivos turísticos
Martín Errante, gerente de producto de Motorola, brinda tres recomendaciones para mejorar nuestras autofotos.
 
Selfie stick o cámara frontal con ángulo amplio. Es normal que algunas personas queden fuera cuando un grupo numeroso quiere hacerse una selfie. Esto se debe a que las cámaras frontales de la mayoría de los equipos no cuentan con un buen angular. La solución puede ser el ya famoso selfie stick -o, en criollo, palo selfie- o celulares que cuenten con una cámara frontal con ángulo amplio. Para verse mejor, hay que colocar la cámara un poco más arriba que el rostro (no demasiado) e inclinar levemente la cabeza hacia un lado. Además, tomar la imagen desde lo más lejos posible también suma.
 
Luminosidad. Es recomendable controlar la luz a la hora de sacarse una selfie. Si está de frente, hay muchas posibilidades de salir con los ojos cerrados. Pero también hay que tener cuidado cuando la fuente de luz está detrás, porque puede verse de frente a la cámara e iluminar por demás la foto. Lo mejor es que la iluminación llegue tenuemente desde uno de los lados.
 
Muchas pruebas. Cuantas más fotos se hagan, más posibilidades habrá para elegir. Se aconseja intentar varias veces, cambiando los ángulos y los escenarios: hasta las fotos que se ven sin esfuerzo suelen necesitar de tiempo y preparación. Una buena opción es usar el modo ráfaga, incluido en muchos teléfonos. Pero, ojo: estas fotos divertidas y espontáneas pueden llenar la memoria del smartphone en un instante. Hay que elegir rápidamente y borrar el resto.  

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.