Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En avión

El extraño vuelo 1111 de United Airlines

Los pasajeros del vuelo 1111 de United Airlines abordaron su avión en San Francisco (Estados Unidos) pensando en las increíbles vacaciones que pasarían en Lihue, Hawái. Sin embargo, nunca se imaginaron que volarían muchas más horas que las estipuladas y que terminarían en el mismo lugar del que despegaron.

Por Redacción Voy de Viaje.

El día de partida fue el pasado 9 de febrero, a las 9. El Boeing 757 despegó en horario y en condiciones técnicas aparentemente normales pero, a los pocos minutos de estar en el aire, detectaron un problema de mantenimiento.

Para solucionarlo, el avión debía volver al punto de salida. Sin embargo, había otro inconveniente: debido a que la ruta era extensa –de más de 4.000 kilómetros- el avión estaba cargado con una gran cantidad de combustible, por lo cual el aterrizaje podía ser peligroso.

El procedimiento a seguir en estos casos consiste en alcanzar una altitud segura, para poder descartar el combustible y que se disperse en la atmósfera sin llegar a la superficie. Como el modelo de la nave del vuelo 1111 no disponía de esa capacidad, los pilotos tuvieron que gastar todo el combustible hasta llegar a reserva sin alejarse demasiado del aeropuerto. A través de esa medida, garantizarían un aterrizaje seguro.

Al llegar al aeropuerto de San Francisco, los pasajeros fueron reacomodados en otro vuelo.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.