Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En auto

Efectivo y tarjetas, las claves para viajar a Brasil

La bancarización en Brasil es generalizada, lo que resulta un beneficio para el turista. 

Por Robert Andrew Keegan (Especial).

Las tarjetas de débito se cancelan al cambio oficial del momento, mientras que las de crédito lo hacen al cambio oficial al momento de cierre del resumen. Combustible, alojamiento, alimentos y bebidas pueden ser pagados con tarjetas sin ningún problema en casi todos los lugares a lo largo del viaje desde la frontera a las playas.

Es un beneficio no sólo porque se puede pagar con la tarjeta de crédito (sin recargos) o de débito hasta en la misma playa, sino que se pueden pagar montos pequeños como un café, un suco o hasta un milho quente. Eso hace que la necesidad de efectivo se reduzca sensiblemente, con la comodidad y seguridad que ello implica para el visitante.

Pero más allá de las tarjetas, ¿hay que llevar reales en el viaje? Para lo único que hay que disponer de reales en efectivo es para el pago de peajes. Desde el acceso a Porto Alegre hacia el norte los peajes suman 23 reales. Hay un singular peaje-tasa para ingresar a Bombas y Bombinhas de 24 reales para autos y 36 para camionetas, pase que dura 24 horas, y ese peaje sí se puede abonar con tarjetas.

¿Dónde cambiar?

Hay que destacar dos cosas para aquellos que no llevan reales desde su lugar de origen.

La primera es que ni en Paso de los Libres ni en Uruguayana hay casas oficiales de cambio, ni tampoco pululan como antes los arbolitos del mercado informal por los controles que se han implementado en los últimos tiempos; la segunda, que en el Centro Unificado de Frontera Santo Tomé-São Borja sí hay una casa de cambio en el primer piso que abre de 5 a 21 (hora argentina, Brasil tiene una hora más).

En líneas generales es posible afirmar que los pesos argentinos “valen” más en la zona de frontera. Así será posible conseguir un real por $ 5,25 o $ 5,50, lo que puede ascender hasta unos seis pesos argentinos por real en la costa. Allí conviene cambiar dólares (a R$ 3,20 o R$ 3,40 por dólar aproximadamente). Si partimos de que se requieren 16 pesos para adquirir un dólar, se obtendrá un costo del real a cinco pesos.

Como dato importante hay que recalcar que con la tarjeta de débito se hace un cambio a razón de unos $ 4,70 por real, que es lo más conveniente por precio y seguridad.

Los precios de los combustibles

Cabe destacar que los precios de los combustibles están desregulados, inclusive dentro de las estaciones de servicio de la misma petrolera hay diferencias de precios.

Otra característica es que en la frontera el combustible es más caro que en la costa. Por ejemplo, en el oeste brasileño la gasolina aditivada (nafta súper) supera los cuatro reales, pero en la costa el valor promedio es de R$ 3,80 el litro (hay promociones por menos inclusive). Lo mismo acontece con el diesel y el gas natural vehicular (GNV), que de R$ 3,10 en Pantano Grande pasa hasta a R$ 2 el m3  en la zona de la BR101. Algunas marcas ofrecen una nafta premium a más de cinco reales por litro.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.