Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En avión

¿Dónde queda la pista de aterrizaje más corta del mundo?

Está en una isla. Mide 400 metros y los pilotos deben realizar un curso especial para ser autorizados a aterrizar en ese aeropuerto.

Por Redacción Voy de Viaje.

Los momentos más excitantes de hacer un viaje en avión suelen ser el despegue y el aterrizaje, cuando uno siente mayor adrenalina en el cuerpo. En general no son situaciones preocupantes, ya que se deja todo en manos de pilotos expertos, pero ¿qué sucedería si la pista midiera sólo 400 metros?

En el aeropuerto Juancho E. Yrausquin, ubicado en Saba –una pequeña isla del Caribe perteneciente a Holanda–, se encuentra la pista de aterrizaje comercial más pequeña del mundo, con 400 metros de asfalto. Se construyó con esas características porque el reducido tamaño de la isla (de 13 kilómetros cuadrados) no dejó otra opción.

Se ha convertido en un ícono a nivel mundial y representa un desafío para todos los pilotos, que deben realizar complicadas maniobras para lograr despegues y aterrizajes exitosos. Esto se debe no sólo al tamaño de la pista, sino también a los acantilados y cerros que la rodean.

Preparación especial

Por sus dimensiones, muchos consideran al aeropuerto Juancho E. Yrausquin como el más peligroso del mundo, aunque es necesario aclarar que no se han registrado accidentes en el lugar. Y es que los pilotos que aspiren a volar a Saba deben realizar un curso especial para ser autorizados a aterrizar en esa terminal. Por otro lado, los aviones que pueden acceder son modelos pequeños.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.