Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Desde la mitad del mundo

Cuenta la historia que un equipo de investigadores franceses determinó, en el siglo XVIII, la Línea Equinoccial o Ecuador, en la latitud 0º y para conmemorarlo se construyó, tiempo después, en ese mismo lugar, un monumento.

Por Redacción LAVOZ.

La tarde cae, bucólica, silenciosa. Un perro ladra a la distancia, no muy lejos. Apenas a unos metros del centro del mundo –de Quitsato, un lugar cuya pretensión es apenas cambiar el modo de mostrar el mapa de la tierra y del único cielo donde se pueden observar de lleno todas las constelaciones y la vía láctea completa– un grupo de científicos explica que el famoso monumento de la Mitad del Mundo quedó fuera de lugar gracias a un moderno invento: el GPS.

Cuenta la historia que un equipo de investigadores franceses determinó, en el siglo XVIII, la Línea Equinoccial o Ecuador, en la latitud 0º y para conmemorarlo se construyó, tiempo después, en ese mismo lugar, un monumento con su museo alegórico y la reproducción de un viejo barrio colonial con una iglesia, su plaza y sus negocios de souvenirs.

Aquellos viejos científicos estaban orgullosos de la demarcación de la mitad de la tierra, donde pintaron una línea roja que separaba este y aquel lado.

Nunca hubieran imaginado lo que un pequeño GPS provocaría en el siglo 20, cuando la Organización Quitsato delineó, tras varias investigaciones, la verdadera Latitud 0º bastante más lejos de donde estaba originalmente, pero medida con exactitud.

La palabra quitsato proviene de la lengua tsafiqui, de la etnia de los tsáchilas, oriunda de la costa ecuatoriana y significa “mitad del mundo” (quitsa, mitad, y to, mundo).

Desde la propia organización llega la explicación: “El proyecto de investigación multidisciplinaria comenzó el 26 de junio de 1997, con la intención de integrar varias disciplinas y tecnología satelital para una comprensión cabal e integral del patrimonio cultural arqueológico de la región y su relación con el entorno geográfico de los Andes Equinocciales. En el presente, gracias a la aplicación de la tecnología satelital, los sistemas de posicionamiento global y los sistemas de información geográfica, es posible correlacionar los diferentes sitios arqueológicos con respecto a otros contextos arqueológicos de la región y el entorno geográfico, específicamente con respecto al relieve montañoso que ofrecen los Andes equinocciales”.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.