Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Descubrí la “Capilla Sixtina mexicana”

Un diseñador gráfico retirado recreó los frescos de Miguel Ángel en una iglesia en Ciudad de México. El emprendimiento fue autofinanciado y recibió ayuda de voluntarios.

Por Redacción Voy de Viaje.

Si soñás con conocer la Capilla Sixtina (en Ciudad del Vaticano) pero también querés ir a México, ahora podés “matar dos pájaros de un tiro”. Y es que los frescos de Miguel Ángel fueron recreados a la perfección en un templo de la Ciudad de México: tal es así que el autor asegura que su obra supera a la original.

Miguel Francisco Macías, un diseñador gráfico retirado de 70 años, se pasó los últimos 18 años recreando, en la Iglesia Perpetuo Socorro, la famosa obra que adorna los techos y las paredes de la Capilla Sixtina. El proyecto, autofinanciado, fue posible gracias a todos los voluntarios que ayudaron a Macías en su emprendimiento.

La versión de nuestro país: Argentina tiene una réplica futbolera de la Capilla Sixtina.

Un trabajo de años

En el año 1999, Macías visitó la Ciudad del Vaticano y se quedó impresionado con el arte renacentista de Miguel Ángel. Luego de esa experiencia, y pensando en quienes no podían viajar para contemplar semejante pieza de arte, decidió hacer una réplica exacta en su ciudad.

Mirá también: Cinco imperdibles de la Ciudad del Vaticano

Para llevar a cabo el proyecto, él y sus voluntarios dividieron los frescos en 14 lienzos, cada uno de los cuales mide 15 metros de ancho. Una característica que facilitó el trabajo fue que, a diferencia de las metodologías que se utilizaron en la obra original, los frescos se pintaron sobre los lienzos y posteriormente se colocaron en el techo de la iglesia. Además, el techo de este templo es 10 metros más bajo que el del Vaticano.

Y si bien el proyecto que Macías pensó que le llevaría seis años terminó ocupando 18 años de su vida, no se dio por vencido hasta verlo finalizado.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.