Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Curiosidades del Cristo Redentor que probablemente no conocías

La estatua de art déco más grande del mundo, y uno de los mayores símbolos de Río de Janeiro, guarda muchos secretos.

Por Redacción Voy de Viaje.

Un viaje a Río sin visitar el Cristo Redentor no es un viaje completo. Si fuiste a la ciudad, seguro dedicaste unas horas a conocer la estatua. A continuación, te dejamos algunas curiosidades que seguramente no sabías sobre este ícono carioca.

1. En números

El Cristo Redentor está situado en la cima del cerro Corcovado, a 710 metros sobre el nivel del mar. Mide 38 metros de altura, de los cuales 8 corresponden al pedestal sobre el que está emplazado, y hay 220 escalones que llevan hacia sus pies. Con esas dimensiones, es la escultura art déco más grande del mundo.

2. Desde Francia con amor

La escultura no se realizó en Brasil sino en Francia, y fue trasladada por partes. Fueron necesarios cinco años de trabajo (de 1926 a 1931) para completar la obra. Un dato llamativo es que la construcción se hizo a la inversa, es decir, de la cabeza a los pies. Además, no se registraron víctimas fatales en el proceso, algo inédito para la época.

3. Las manos vacías

Según el diseño original, el Cristo iba a contar con una cruz en la mano izquierda y un globo terráqueo en la derecha. Finalmente, durante el proceso de ejecución de la escultura se prescindió de esos dos símbolos.

4. Hueco, con pies y con corona

Si pensás que la escultura es compacta, te equivocás: a excepción de las manos, el resto es completamente hueco. De hecho, se puede ingresar al interior y salir hacia las manos o hacia la cabeza, aunque el acceso sólo está permitido a personal de mantenimiento y a miembros autorizados por la Arquidiócesis de Río. Otros datos que no muchos saben: aunque no puedan verse desde abajo, el Cristo tiene pies descalzos que se asoman por debajo de la túnica y una corona de espinas en la cabeza.

5. Un brazo más corto que el otro

El brazo izquierdo del Cristo Redentor mide 40 centímetros menos que el derecho. No es casual: fue construido a modo de la vela de un barco. Este diseño le permite soportar vientos de hasta 150 kilómetros por hora.

6. El más conocido, no el más grande

Si bien es posible que sea la estatua de Cristo más conocida del mundo, no es la más grande. Recordá que sin el pedestal mide 30 metros; mientras que en Bolivia está el Cristo de la Concordia en Cochabamba, que mide 34,2 metros; y en Polonia se encuentra el Cristo Rey de Świebodzin, de 36 metros.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Hoje (12) nosso maior cartão postal comemora mais um aniversário. São 88 anos de braços abertos sobre a Guanabara @vazaonde #cristoredentor #visitbrasil #brazil #Rio

Una publicación compartida por Embratur (@embraturbrasil) el12 de Oct de 2019 a las 5:00 PDT

7. Una maravilla

En 2007, el Cristo Redentor fue seleccionado como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno en el certamen organizado por New7Wonders, junto con Chichén Itzá (México), el Coliseo (Italia), la Gran Muralla China (China), Machu Picchu (Perú), Petra (Jordania) y el Taj Mahal (India).

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.