Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Conocé Nizhni Nóvgorod, uno de los lugares a donde juega Argentina

Cómo es la ciudad rusa en la que Argentina jugará contra Croacia el próximo 21 de junio, en su segunda fecha.

Por Redacción Voy de Viaje.

El nombre significa “nueva ciudad de abajo”. Está al oeste de Moscú, a menos de cuatro horas de tren, y alguna vez se llamó Gorki en honor a Máximo, nacido allí.

Es una de las ciudades más antiguas y pintorescas de Rusia. Ya en el 1200 hubo asentamientos y el Kremlin, su fortaleza, es considerado tan emblemático como el de la Plaza Roja. Se dice que en ese fortín está escondida la biblioteca de Iván El Terrible, pero nadie se atreve a buscarla. Ubicada en la confluencia de los ríos Volga y Oká, es un importante centro naviero y de cruceros turísticos.

El estadio tiene una línea marcial, espartana, soviética, con una capacidad similar a la del Kempes. Es el decorado ideal para darse leña bajo la adusta mirada de un referí que no castiga a menos que corra sangre. Ahí nos vamos a ver las caras con los croatas.

La ciudad destaca por sus ladrillos rojos, inmensas factorías recicladas y esparcidas por las colinas de los pájaros carpinteros. Así se conocía a esta tierra antes de la llegada de los primeros príncipes. Hoy está poblada por un millón y un cuarto y cuenta con muchas empresas tecnológicas, metalúrgicas y científicas, pero a principios del siglo pasado se la conocía como “el bolsillo de Rusia” por su mercado de productos europeos y su centro financiero.

Se sabe que los rusos están locos como cabras. Hay una escultura de un caprino de bronce en el centro y será uno de los puntos de concentración de los fanáticos argentinos. Si uno se sube y le frota los cuernos, recibirá todo lo que desee.

Se recomienda probar los ravioles rusos y las sopas. Las pastas rellenas alternan la carne de caza de ciervo, jabalí, o aves con setas. Las sopas de esta región son capaces de resucitar a un oso atropellado por un tanque de guerra. Se bajan con una caminata por la escalinata Chkalovskaya, un memorial que va desde el río al Kremlin. Recuerda a los caídos en la Batalla de Stalingrado. Tiene forma de ocho, como la cinta que representa al infinito.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.