Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Chapada Diamantina, el parque nacional de Brasil que quizás no conocías

A 400 kilómetros de Salvador de Bahía, ofrece diversidad de flora y fauna, actividades de turismo alternativo y una belleza exuberante.

Por Eduardo Miotti (Especial).

Brasil es un país de infinitas maravillas, densos bosques, grandes cascadas y un considerable acervo cultural. En ese marco, el Parque Nacional de la Chapada Diamantina es un destino de esos que hay que agendar.

Para llegar a esta maravilla de colosales morros es necesario estar predispuesto a un viaje en ómnibus o bien a un aéreo desde la ciudad cabecera del estado de Bahía (Salvador de Bahía) hasta el principal portal del parque, la ciudad de Lençóis. Declarada Patrimonio de la Humanidad por su importante fachada colonial, conserva las casonas antiguas y las calles adoquinadas que trasladan al turista a los siglos XIX y 20, cuando la región era la capital del diamante. 

Chapada Diamantina se creó en el año 1985 y ocupa una vasta área de 152 mil hectáreas. En la actualidad es uno de los destinos más buscados de Brasil por su exuberante belleza, diversidad de flora y fauna y las actividades de turismo alternativo que ofrece. Además de Lençóis, otros municipios que ocupan la región son Andaraí, Palmeiras y Mucuge.

Un abanico de experiencias

Supongamos que acabamos de llegar a Lençóis y que tenemos algunos días para disfrutar del lugar. La oferta hotelera es variada, la gastronomía típica no escatima sabores y en las pequeñas calles las agencias de viaje ofrecen un abanico de experiencias.

La primera incursión a realizar en el parque, partiendo de Lençóis en auto propio o con una excursión, es la visita a Morro do Pai Inacio. El sitio se encuentra a 30 kilómetros de distancia y la foto típica, tomada desde la altura, muestra el valle de fondo y una frondosa vegetación que intenta trepar por los altísimos morros que emergieron a lo largo de miles de años. Desde lo más elevado se divisan las Sierras de Sincorá de la Cuenca y de la Chapadinha.

Por otro lado, además de algunas caminatas cerca de la ciudad como Ribeirão do Meio o Cachoeira do Primavera, está la posibilidad de explorar un extenso arroyo hasta la Chachoeira do Sossego. En un circuito de 14 kilómetros (ida y vuelta) de dificultad alta se llega a una zona encajonada, donde la cascada cae por una especie de tobogán hacia un gran cilindro de agua profunda y fría. Algunos apasionados por la adrenalina saltan desde un balcón de piedra y otros llegan nadando y se refugian detrás de la cascada. Todo el recorrido se hace remontando el arroyo; por momentos algunas rocas bloquean el paso y obligan a senderear por las laderas de la montaña. Para este paseo, se recomienda contratar guía de turismo.

Otro destino significativo dentro del parque es la Cachoeira da Fumaça. En este caso se accede por el municipio de Palmeiras y a través de excursiones se llega a esta cascada de 340 metros de altura. Algunas expediciones se realizan con guías en un circuito de 12 kilómetros. El nombre de la cascada proviene del vapor que se genera cuando el agua golpea las piedras. Este punto es uno de los más visitados del parque y los tours arrancan en 300 reales, dependiendo del servicio que incluyan.

Y no hay que irse de este destino sin haber visitado Pozo Azul y Pozo Encantado. Sus aguas cristalinas y profundas generan una ilusión en la profundidad, cuando los rayos del sol las iluminan y provocan matices de colores azulados. Este fenómeno natural sucede entre los meses de abril y septiembre, el momento más recomendado para conocerlos. En Pozo Azul está permitido bañarse pero que en Pozo Encantado no, ya que tiene una profundidad de más de 60 metros.

Estos cuatro paseos son sólo una porción de la amplia oferta de rincones que el Parque Nacional de la Chapada Diamantina tiene para ofrecer a los amantes de la naturaleza. Pero sirven para aproximarse por primera vez a este paraíso conformado por cuevas, morros y cascadas.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: en avión desde Córdoba, los vuelos hasta Salvador de Bahía arrancan en 20.000 pesos según las fechas. Para llegar a Chapada Diamantina existen tres vuelos semanales hacia la ciudad de Lençóis, los martes, jueves y domingos. El vuelo de Salvador a Lençóis dura una hora y los valores rondan los 100 reales.

En ómnibus, la empresa Rápido Federal tiene salida todos los días y el viaje cuenta con una duración estimada de seis horas. El costo es de 88 reales. 

CUÁNDO IR: se puede visitar durante todo el año, pero en el período que va de diciembre a febrero se concentran las mayores precipitaciones.

DÓNDE DORMIR: Lençóis posee una oferta hotelera diversa que incluye de hostels a hoteles de lujo.

Algunas sugerencias: Albergue Backpackers, desde 342 pesos la habitación compartida (+55 (75) 99974-0011); Hi Hostel Chapada Lençóis, desde 725 la habitación compartida (+55 (75) 3334-1497); Pousada Recanto dos Mineiros, 2.183 pesos la noche (+55 (75) 99998-8160) y Hotel Canto Das Aguas, desde 8.420 pesos la noche (+55 (75) 3334-1154).

MÁS DATOS: consultá más información sobre el parque nacional y sobre la ciudad de Lençóis en: chapadadiamantinabahia.com/es y lencois.ba.gov.br.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.