Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Barcelona: 20 planes para conocer la ciudad

Una guía con propuestas básicas y alternativas para hacer en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo.

Por Florencia Vigilante (Especial).

1. Deambular por Ciutat Vella, el centro histórico de Barcelona. En el Barrio Gótico y en el Born, los callejones estrechos invitan a caminar despacio y ver cómo los balcones con macetas y ropa colgada contrastan con el street art que toma las paredes. Elegí cualquier camino: en todos vas a encontrar algo interesante para ver, comprar o comer.

Parada de metro más cercana: Jaume I (L4).

2. Probar las tapas de El Nacional. Este espacio con pasado industrial hoy ofrece cuatro barras y cuatro restaurantes. No te pierdas las tapas al cante: los mozos pasan con bandejas anunciando qué sale de la cocina y hay que levantar la mano para pedir una. Anotá: bravas, pan con tomate, huevos estrellados con jamón ibérico y un par de cañas.

Parada de metro más cercana: Passeig de Gràcia (L2, L3 y L4).

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

 (@danilo_vigilante) el27 Mar, 2019 a las 4:11 PDT

3. Pasear por Passeig de Gràcia y admirar las casas de Gaudí. En esta calle están La Pedrera, de formas onduladas, y Casa Batlló, que se destaca por sus colores hechos con fragmentos de cerámica y vidrios. Casa Batlló está en la “manzana de la discordia”, junto a edificios muy llamativos diseñados por otros arquitectos modernistas: Domènech i Montaner y Puig i Cadafalch.

Parada de metro más cercana: Passeig de Gràcia (L2, L3 y L4).

4. Ir al puerto. Al final de La Rambla está el puerto, donde no hay mejor plan que sentarse a mirar los barcos. Los “findes” se suma una feria de antigüedades en la que podés conseguir desde objetos de decoración hasta ediciones viejas de libros.

Parada de metro más cercana: Drassanes (L3).

5. Encontrar la obra El mundo nace en cada beso. El Barrio Gótico esconde un increíble mural de un beso. Si te acercás, vas a ver que está hecho con fotos: son más de 4 mil imágenes que enviaron los ciudadanos y que representan momentos de libertad. Está en la plaza d’Isidre Nonell.

Parada de metro más cercana: Jaume I (L4).

6. Subir a los Búnkers del Carmel y tener la ciudad a los pies. Durante la Guerra Civil Española, en el Turó de la Rovira se construyeron baterías antiaéreas para resistir los bombardeos. En restos de esas estructuras hoy vas a encontrar uno de los mejores miradores de la ciudad (y es gratis).

Parada de colectivo más cercana: Marià Lavernià (119). El último tramo es a pie.

7. Tomar sol en La Barceloneta y pasear por la costanera. El principal atractivo de este barrio son sus playas, que en temporada alta (hay que decirlo) se saturan de gente. Si preferís tranquilidad, podés visitar la zona un día fresco, y caminar por el paseo que bordea el mar.

Parada de metro más cercana: Barceloneta (L4).

8. Comprar ropa en Portal de l’Àngel. Esta calle peatonal concentra locales de marcas low cost como Zara, H&M, Pull&Bear y Stradivarius. Si bien hoy las compras en euros no son rentables, a final de temporada todavía se encuentran precios accesibles. ¿Lo tuyo es el vintage? Buscá en el Gótico y en El Raval.

Parada de metro más cercana: Catalunya (L1, L3, L6 y L7).

9. Hacer un picnic en el Parc de la Ciutadella. En este espacio verde de más de 17 hectáreas, la gente se junta a tocar música, hace ejercicio, come o lee a la sombra de los árboles. Acá hay, entre otras cosas, una fuente, un lago y un castillo.

Parada de metro más cercana: Ciutadella-Vila Olímpica (L4).

10. Visitar la Sagrada Familia. La obra más ambiciosa de Gaudí es un templo de formas curiosas y cargado de simbolismo que todavía está en construcción. Existen varias alternativas para conocerlo por dentro: los precios van de los 15 a los 29 euros por persona.

Parada de metro más cercana: Sagrada Família (L2 y L5).

11. Tomar una cerveza en la Plaza del Sol. El barrio de Gràcia te puede dar una idea de cómo es el ambiente de la ciudad. En la Plaza del Sol vale sentarse en ronda en el piso y probar las cervezas locales, mientras se escucha gente cantando o tocando la guitarra.

Parada de metro más cercana: Fontana (L3).

12. Jugar a encontrar los murales de Axe Colours. Si sos fan de las series y el arte callejero, explorá la ciudad en busca de las obras de este artista urbano. En Gràcia están Walter White y varios personajes de GOT, como Arya y John Snow. Ragnar Lothbrok, de Vikingos, vigila Poblenou, y hay muchos más para quienes se dediquen a descubrirlos.

13. Conocer la evolución de Picasso. El Museu Picasso expone más de 4 mil obras de los años de formación del artista. Hay fotos, cartas y una serie de piezas en la que reinterpreta a Las meninas de Velázquez. El primer domingo de cada mes es gratis. Podés terminar la ruta con un tapeo en Els 4 gats, un restaurante y cervecería del que Picasso era habitué.

Parada de metro más cercana (al museo): Jaume I (L4).

14. Disfrutar del fútbol del Barça. Viví la experiencia en directo desde el Camp Nou, o mirá un partido en un bar con la gente local. La Champions League y la Liga de España brindan varias oportunidades para ver a Messi y compañía en acción. Además, podés visitar el museo del club, también en el Camp Nou.

Parada de metro más cercana: Collblanc (L5).

15. Asombrarse con los puestos del mercado de La Boquería. Prolijidad, orden y color caracterizan los stands de este templo de la gastronomía sobre La Rambla. Acá podés curiosear y probar desde jugos de frutas hasta jamón ibérico recién cortado.

Parada de metro más cercana: Liceu (L3).

16. Recorrer el Parc Güell. Naturaleza y arquitectura se funden en este parque, que también lleva la firma de Gaudí. Hay balcones ondulados, torres que parecen de juguete y un dragón, todo cubierto por mosaicos de colores. Si querés ir, comprá la entrada por internet (general: 10 euros).

Parada de colectivo más cercana: Marianao-Mercedes (116).

17. Pasar por debajo del puente de la calle del Bisbe. Está en el Barrio Gótico y es otro punto icónico de Barcelona. Abajo tiene una calavera cuyo significado es un misterio. Pero no dejes que su estética te engañe: lejos de ser un puente medieval, se construyó en 1927.

Parada de metro más cercana: Jaume I (L4).

18. Probar comidas del mundo en modo low cost. El cosmopolitismo de Barcelona se refleja en su oferta gastronómica: hay restaurantes especializados de donde te imagines. Para comer barato: Due Sicilie, con porciones de pizza gigantes a 2 euros, y Amigo Donner Kebab, con durums a 3,5.

Parada de metro más cercana: Jaume I (L4) y Universitat (L1 y L2).

19. Adentrarse en la historia a través de la iglesia de San Felip Neri. La fachada del templo está marcada por el impacto de un bombardeo franquista. Una placa explica que en ese suceso (el 30 de enero de 1938) murieron 42 personas, la mayoría niños.

Parada de metro más cercana: Jaume I (L4).

20. Llevar suvenires originales. Volver con un imán de gusto dudoso no es tu única opción. Si querés conseguir regalos simples y a buen precio, andá a Tiger. Si buscás objetos de diseño, lo tuyo es OMG BCN. Y si sos fan del merchandising de series, vas a encontrar de todo en el Fnac.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.