Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Alcatraz, en la bruma de la bahía

Hasta 1963 fue una penitenciaría federal considerada inexpugnable por sus autoridades, pero un año antes tres presos se fugaron y si bien nunca se supo su final, no pudieron ser recapturados.

Por Juan José Erramouspe (Especial).

“Usted tiene derecho a recibir comida, ropa, albergue y atención médica. Cualquier otra cosa que reciba es un privilegio”. Ese era el punto Nº 5 de las reglas y reglamentos de la Prisión de Alcatraz, que regían en 1934.

El pasado 21 se cumplieron 49 años desde que el entonces Procurador General de los EE UU, Robert Kennedy, ordenara el cierre de la penitenciaría. Recientemente, el canal Warner puso al aire el primer capítulo de una nueva serie, Alcatraz, producida por de J.J. Abrams, también responsable de Lost, y que cuenta precisamente, con toques de flashbacks, el destino de las 302 personas que la habitaban, y que el último día desaparecieron sin dejar rastro alguno.

Pero hoy, y desde 1973, Alcatraz se puede visitar como turista. Los barcos parten de algunos de los pier (muelles) del puerto de San Francisco y en pocos minutos navegan los 3,9 kilómetros y arriban a la isla, un pedazo de roca de poco menos de cinco hectáreas, conocido como “El Peñón”.

La sensación, al desembarcar, es la de estar pisando un lugar lleno de misterio e historias, tan negras como truculentas, en el cual un total de 1.545 hombres purgaron penas de cárcel por distintos motivos, desde “crímenes de conciencia” por oponerse a la Primera Guerra Mundial, hasta los más sangrientos asesinatos.

Claro que, por tratarse de una prisión de máxima seguridad, allí fueron a dar con sus huesos los más famosos delincuentes de la historia norteamericana. Entre ellos, Al “Scarface” Capone, “Doc” Barker, Alvin “Creepy” Karpis, George “Machine Gun” Kelly, Floyd Hamilton y Robert Stroud, conocido como “el hombre pájaro” o el “médico de pájaros”.

Stroud merece un párrafo aparte. Se dice que el hombre era un amante de las aves y que, incluso, los curaba cuando estaban heridos o enfermos. Sin embargo, Stroud tenía canarios en otra penitenciaría en la que estuvo, la de Leavenworth, pero no en Alcatraz.

Su historia fue llevada al cine en 1962, con la famosa película La celda olvidada (o El hombre pájaro de Alcatraz - Birdman of Alcatraz), dirigida por John Frankenheimer y protagonizada por algunos de los “grandes” del cine, como Burt Lancaster, en el papel de Stroud y Karl Malden, como alcalde de la prisión.

Otra mención especial merece Al Capone, quien purgó cuatro años y medio en Alcatraz en una celda aislada del hospital de la prisión. Oficialmente se dice que no se conoce con exactitud dónde quedaba la celda de “Scarface”, pero esto también pasa a formar parte del misterio, cierto o creado, que rodea al lugar.

Las celdas, de pequeñas dimensiones, contaban con un camastro, una mesita pegada a la pared, un inodoro y un lavabo. Las rejas eran de acero duro, a prueba de herramientas.

Si bien la prisión llegó a tener –fue objeto de varias modificaciones y ampliaciones– capacidad para 336 prisioneros, nunca funcionó al tope, ya que el promedio fue de 260 internos, con un máximo de 302.

Los presos permanecían en Alcatraz hasta que ya no era considerados “indisciplinados” o “incorregibles”, con un promedio de 8 a 10 años de reclusión. En el Peñón no hubo ejecuciones, aunque sí se registraron cinco suicidios y ocho asesinatos.

La isla fue elegida para instalar allí una penitenciaría federal de máxima seguridad al considerarla “inexpugnable” y las autoridades se ufanaban al asegurar que era imposible huir de Alcatraz, por su ubicación a casi cuatro kilómetros de la costa, en medio de aguas turbulentas plagadas de tiburones.

De hecho, hubo 14 intentos de fuga, el más famoso de los cuales ocurrió en 1962, cuando los hermanos John y Clarence Anglin y Frank Morris se arrojaron a las aguas utilizando impermeables como flotadores con destino, se supone, a la costa de San Francisco.

Nunca se supo nada más de los tres prisioneros. Se cree que se ahogaron, pero sus cuerpos nunca fueron encontrados.

Pese a que el argumento oficial de Robert Kennedy para ordenar el cierre de la prisión fue el aumento de los costos de mantenimiento y operaciones, se dice que esa fuga, exitosa de alguna manera porque los prisioneros no fueron recapturados, fue la que definió su suerte: ya Alcatraz no era inexpugnable.

En Alcatraz no hubo mujeres prisioneras y las únicas que pisaban la isla eran las visitantes y las esposas e hijas de los oficiales de la prisión.

También se afirma que las familias que vivían en el Peñón, rara vez echaban llave a las puertas de sus viviendas.

Si el viajero llega a San Francisco, llegarse al pier 39, abordar un barco y, en medio de la bruma marina, llegar a Alcatraz para conocer la famosa roca prisión y las historias de sus otrora famosos habitantes, es una excursión tan ineludible como subirse a uno de los famosos tranvías que suben y bajan por las calles de la ciudad.

Cronologia de el Penon

1775: el navegante español Juan Manuel de Ayala ingresó a la bahía de San Francisco y dio nombre a la isla.

1847: el gobernador militar de California  compró Alcatraz al gobierno mejicano (cabe recordar que California pertenecía a México).

1853: Estados Unidos comenzó la fortificación de Alcatraz.

1854: comenzó a funcionar en la isla el primer faro de la costa del Pacífico.

1861: llegada de los primeros prisioneros civiles.

1892: los avances de la tecnología militar convirtieron a Alcatraz en obsoleta.

1915: se convirtió en una prisión militar con el nombre de “Cuartel disciplinario de los Estados Unidos, división del Pacífico”.

1934: Alcatraz se convirtió en penitenciaría federal.

1963: el entonces Procurador General de los EE UU, Robert Kennedy, decidió cerrar la prisión.

1969: la isla fue ocupada durante 19 meses por “los indios de todas las tribus”.

1972: se incluyó a Alcatraz en la Nueva Área Nacional de recreación de Golden Gate.

1973: como parte del Servicio Nacional de Parques Nacionales, Alcatraz recibió a los primeros visitantes en calidad de turistas.

Temas: #Cárcel #EEUU
2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.