Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

A un año del incendio de Notre Dame, la reconstrucción está paralizada por la pandemia

Los trabajos de restauración se encuentran interrumpidos debido a la cuarentena. Sin embargo, el viernes pasado la catedral volvió a la vida por unos instantes para celebrar el Viernes Santo. Qué se sabe sobre las causas y los daños del incendio que conmocionó al mundo. 

Por Redacción Voy de Viaje.

Una grúa, un andamio y un vacío en el lugar que antes ocupaba la majestuosa aguja central. Así es la imagen que muestra Notre Dame hoy, a un año del incendio que conmocionó a gran parte del mundo.

El 15 de abril de 2019, al atardecer y en plena misa, sonó una alarma contra incendios que obligó a evacuar la catedral. Las llamas empezaron a verse minutos después, con la segunda alarma. Unos 400 bomberos tardaron alrededor de 12 horas en extinguirlas.

El fuego afectó sobre todo la parte superior de la catedral, que se encontraba en obras, incluyendo los campanarios y la torre central. Como resultado, se derrumbó la aguja de casi 100 metros de altura y parte del techo de madera del templo, que es el segundo monumento histórico más visitado de Europa.

En el momento, el comunicado oficial fue que se había tratado de un accidente originado en las obras de remodelación; aunque desde otros sectores se hablaba de teorías conspirativas. La realidad es que la investigación sobre las causas del incendio sigue su curso.

Obras demoradas

Cuando el Gobierno anunció una campaña para recaudar fondos para reconstruir el edificio (que es propiedad del Estado), se registró otro hecho inaudito: en 24 horas se recolectaron más de 800 millones de euros (hoy, entre donaciones y promesas, la cifra asciende a 902 millones). Pero, si bien la recaudación fue rápida, no sucedió lo mismo con las obras, que se vieron aplazadas por distintos factores como el riesgo de contaminación con plomo, los fuertes vientos del otoño boreal y, desde el mes pasado, la pandemia de coronavirus que azota al mundo.

Su situación sigue siendo calificada como de emergencia, y los responsables de los proyectos estudian cómo reactivar progresivamente las tareas. Se estima que, después de retirar todos los escombros y descontaminar las capillas, la restauración propiamente dicha debería empezar en 2021.

En cuanto al tiempo necesario para finalizarla, mientras la proyección oficial es que llevará unos cinco años (se planea que esté habilitada para dar una misa en abril de 2024), hay arquitectos que aseguran que los trabajos necesitarán de al menos dos décadas.

Por otro lado, también hubo posiciones encontradas respecto de cómo debería encararse la obra: ¿habría que levantar la estructura respetando lo más fielmente posible su estilo gótico original o se podría aprovechar la oportunidad para reversionar y modernizar el diseño de algunos de sus elementos? Finalmente, el Parlamento aprobó una ley de restauración para que se respeten al máximo los rasgos históricos, artísticos y arquitectónicos del monumento, que es Patrimonio de la Unesco.

Sólo por el viernes

El pasado 10 abril, días antes de que se cumpliera el primer aniversario del incendio, Notre Dame volvió a abrir sus puertas por un momento.

En medio de la pandemia, fue el lugar elegido para celebrar la misa del Viernes Santo, que incluyó imágenes imborrables como la del rector de la catedral, el arzobispo de París y el obispo auxiliar de París ingresando al templo con cascos; el techo de la catedral con un hueco producto del derrumbe; y una mujer (la actriz y cantante Judith Chemla) enfundada en un traje protector cantando a capela el Ave María.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.