Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Villa General Belgrano: reinventarse bajo la tradición

Uno de los cinco lugares más visitados del país espera, a partir de diciembre, la llegada de turistas. Con su belleza natural y encantos gastronómicos, busca ampliar su oferta para una temporada especial.

Por Juan Manuel Mannarino (Especial).

Es uno de los destinos más elegidos de Córdoba. No sólo en temporada, sino durante todo el año. Villa General Belgrano, una localidad serrana con marcado perfil centroeuropeo, un pueblo idílico de 12 mil habitantes, se convirtió en los últimos tiempos en el top five del turismo nacional. Y luego del parate obligado por la pandemia por coronavirus, con casi un año perdido de actividad, hoy este lugar que vive exclusivamente del turismo se prepara para recibir los primeros visitantes a partir de diciembre próximo.

Imperdible: tres circuitos naturales en la villa 

Ubicada a 80 kilómetros de la Capital, la primavera es la estación en la que la villa, como la nombran los lugareños, se prepara para la gran fiesta del año: la Oktoberfest, tradición desde 1963. Es allí cuando la cerveza corre en todas las formas y colores por las calles de la localidad alpina del Valle de Calamuchita. La fiesta tendrá que esperar para disfrutarse de modo presencial -se pasó al formato virtual, tal como sucedió con la Fiesta del Chocolate Alpino y los 50 años de la Masa Vienesa-, aunque no es el único atractivo de este sitio de origen suizo y alemán que conserva su fachada antigua con casas de techos a dos aguas, los cuales se transforman en un manto verde reluciente en el verano.

El paisaje mágico y alpino de Villa General Belgrano, una postal que recorre el mundo entero. (Turismo Villa General Belgrano)

Reinventarse

Con su corazón montañés, atravesada de un lado por las Sierras Grandes y del otro por las Sierras Chicas, la villa busca ampliar su oferta turística en tiempos de absoluta reinvención. “De repente, todos tuvimos que quedarnos en casa. Y cambió el paradigma a nivel mundial. Pasamos de invitar a que nos visiten a solicitarles que no lo hagan hasta que todo esto pase. Y ahora pusimos todo en marcha para recuperar los meses perdidos y alistarnos para la temporada”, cuenta a Voy de Viaje Gabriela Cachayú, secretaria de Turismo de Villa General Belgrano.

Según los últimos anuncios de las autoridades provinciales y nacionales que habilitan los desplazamientos, el pueblo se prepara para recibir a turistas provenientes de Córdoba desde diciembre. Y, a partir de enero de 2021, a visitantes nacionales y de países limítrofes. Para eso, cuenta con más de seis mil plazas distribuidas en hoteles, hosterías, campings y complejos de cabañas. Y una amplia oferta en restaurantes, confiterías, pubs y bowling, diseminados en su mayoría sobre la céntrica Julio A. Roca.

Para leer más: la historia de Madame Carrel

De ese modo, está reorientando su logística local y espera el usual microclima estival para los paseos a orillas de sus arroyos y quebradas como la Zarzamora, o bien para las cabalgatas y las excursiones 4x4 por diferentes senderos del valle.

Son circuitos para caminar y recorrer en calma, gozando del aire puro de las sierras. Las alternativas, en efecto, son varias. Se puede practicar deportes náuticos en el lago Los Molinos o descubrir el sendero boscoso que lleva hasta el Pozo Verde, remontando el curso de un arroyo. También subir al Pico Alemán y al Cerro de la Virgen, que domina toda la vista sobre las Sierras Grandes, o recorrer el río Los Reartes o llegarse hasta La Cumbrecita, la localidad vecina.

Para los más aventureros, está la visita al Museo del Ovni, donde hay una curiosa colección privada. O el paseo por el Bosque Encantado de Don Otto, que desafía la ley de gravedad con su casita de piso inclinado.

Una bicicleteada a orilla de sus arroyos, un clásico en esta ciudad. (Turismo Villa General Belgrano)

Con los brazos abiertos

Según Cachayú, la hospitalidad del pueblo no cambió en épocas de coronavirus. “Más bien, todo lo contrario. Estamos expectantes para recibir a la gente”, enfatiza.

Lo primero que puede hacer el turista ocasional, recomienda la titular de la cartera turística local, es encarar una visita guiada a la torre de la Dirección de Turismo, el monumento más emblemático del pequeño centro. Allí se cuenta que la provisión de agua fue desde siempre uno de los principales problemas de la ciudad, cuya parte más alta está hacia el norte, donde se juntan los arroyos El Sauce y Los Molles. En los años ‘30, los colonos europeos hicieron una acequia en la calle principal, en lo que había sido el paso tradicional de los comechingones. Villa General Belgrano se llamaba por entonces Pedanía Los Reartes, por el nombre con que se conoce la distancia que una persona puede recorrer a pie en todo un día.

“En nuestros casi 90 años de historia, supimos amalgamar la cordialidad, tradición y cultura con hermosos paisajes naturales”, explica la funcionaria. El pueblo está abrazado por dos cordones serranos y surcado por arroyos de aguas cristalinas estableciéndose en su totalidad como un punto geográfico soñado al que se le sumó la amplia gastronomía centroeuropea. “Ya no es novedad nuestra repostería de igual tenor, las más de 15 cervecerías artesanales con impronta germana, chocolatería, y una infraestructura en establecimiento de alojamientos turísticos de marcada calidad”, agrega.

Se acabaron los meses de comunicación virtual. Con nuevas Apps para manejarse en épocas de pandemia y una revalorización de los paseos naturales, Villa General Belgrano abre sus brazos a lo que promete ser una temporada propicia para las caminatas, el senderismo, las bicicleteadas por el borde de los arroyos y el regocijarse con sus incontables patios de cerveza artesanal, chocolate casero y tortas europeas. O simplemente para perderse en la inmensidad de las sierras y el silencio de los cielos estrellados del verano.

La villa busca ampliar su oferta turística en tiempos de absoluta reinvención. (Turismo Villa General Belgrano)

Datos útiles

Tarifas estimadas para la temporada. Hotel categoría estándar para dos personas por siete noches: $ 26.200. Para cuatro personas, $ 38.500. Hotel categoría alta para dos personas por siete noches: 63 mil pesos. Para cuatro personas, 85.400 pesos. Cabañas categoría intermedia, por siete noches, alrededor de 35 mil pesos para dos personas y 41 mil pesos para cuatro personas. Salir a degustar un plato típico, desde los 600 pesos con entrada y postre.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.