Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Villa Berna: un rincón suizo en Córdoba

En el Valle de Calamuchita se encuentra esta aldea de montaña con aroma a pino y extensos bosques exóticos.

Por Redacción Voy de Viaje.

Villa Berna es un poblado serrano que debe su nombre a una antigua hostería situada en el lugar, cuya propietaria era originaria de Berna, capital de Suiza. Sin embargo, no sólo comparte la denominación con esa reconocida ciudad, sino también su estilo. Podemos encontrarlo reflejado en sus opciones de alojamiento (cabañas, hosterías y campings) y en su gastronomía, caracterizada por una fusión suizo-alemana con platos hechos en base a carnes y vegetales.

Ubicada en el Valle de Calamuchita, a 111 kilómetros de la Ciudad de Córdoba, aún conserva las calles de ripio, y nos acerca a la naturaleza en su estado más puro. Posee un microclima característico con importantes nevadas en invierno y temperaturas agradables en verano.

Entre los sitios a visitar, destacamos sus frondosos bosques de robles, arces y abedules. Además, su cercanía con el dique Los Molinos permite pensar en un día de pesca. Sus vecinos más notables son La Cumbrecita, con casas alpinas, cascadas y vertientes; y la tradicional Villa General Belgrano, que presenta un ritmo vertiginoso todo el año.

En una caminata por las calles internas y sendas de la Villa es posible cruzarse con inofensivas iguanas, chuñas y liebres. Asimismo, los zorros grises son atraídos por la curiosidad y acompañan los paseos. El sonido del picoteo de un pájaro carpintero en los árboles del bosque o el suave canto de mirlos y zorzales también pueden ser disfrutados gracias a la prohibición de la caza deportiva y a la conciencia ecológica de sus pobladores.

Lo que hay que saber:

¿Cómo llegar?: desde Villa General Belgrano se debe de optar por dos caminos de ripio. Uno de 23 kilómetros que pasa por Los Reartes y otro de 30 kilómetros, por Athos Pampa. Ambas vías se unen en Villa Berna, para continuar hacia la comuna de La Cumbrecita. 

Alojamiento: hay cabañas para dos, tres y cuatro personas equipadas con asador, calefacción, cochera, cocina, microondas y wifi, y hosterías que ofrecen una variedad de actividades holísticas. Algunos hospedajes incluyen servicios como desayuno completo, recreación, audio y video, piscina y spa espiritual, y área de esparcimiento.

Actividades: travesías en vehículos 4×4, safaris fotográficos, caminatas grupales, mountain bike, parapente y deportes náuticos en el dique Los Molinos.

Más información: calamuchita.com.

Temas: #Villa Berna
2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.