Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Una viajera multiplataforma

La argentina Cecilia Saia (32) cuenta cómo se convirtió en influencer al relatar sus experiencias de viaje en las redes sociales. Es youtuber y bloguera y está en Instagram, Facebook y Twitter.

Por Evelina Quinteros (Especial).

Comenzó con un blog de tecnología hace más de diez años; hoy posee alrededor de 100.000 seguidores en sus cuentas de Instagram, más de 350.000 suscriptores en YouTube, y unos 90.000 en Twitter. Se trata de Cecilia Saia, una argentina de 32 años que supo darle forma a su pasión por los viajes y compartir su experiencia a través de contenidos multiplataforma.

–¿Cómo inicia tu camino como bloguera de viajes?

–Desde chica me gusta viajar. En algún momento me di cuenta de que la fantasía no estaba tan alejada de la realidad, y que existen lugares maravillosos alrededor del mundo. Un día decidí que, más allá de lo laboral, lo que quería hacer para mi vida era conocer el planeta. Trabajé mucho tiempo en social media y, al terminar mis estudios en Psicología, gracias a mi anterior trabajo pude viajar bastante. Es ahí cuando hice un clic. Hace diez años que genero contenidos on line y pude ver que lo que producía podía “amigarse” con el tema de los destinos y las experiencias. Así, dos años atrás empecé a realizar contenidos de viaje buscando mostrarle a la gente a dónde voy y el cómo hacer las cosas: de qué manera sacar un pasaje, cómo hacer una reserva y qué tener en cuenta en la Aduana son algunos de los temas que explico en video y en blog. 

–¿Cuáles son los canales que actualmente usás para comunicarte?

–Está mi blog de viajes, por un lado. También, en YouTube es posible encontrar mi cuenta personal, a la que subo videos sobre calidad de vida y temas en general que me resultan interesantes; y la cuenta donde realizo recuentos en video de mis experiencias en viajes y comparto tips con otros viajeros. Para las fotos me manejo de la misma manera: una cuenta en Instagram con fotos más personales y la otra 100% encarada en destinos y viajes, además de Facebook y Twitter.

–¿Cómo se te ocurrió pasar de ser “youtuber” a tener un Instagram enfocado exclusivamente en viajes?

–En realidad no fue una transición sino un complemento. Me parece que hoy se debe trabajar en multiplataforma. YouTube es un canal perfecto para mostrar videos y generar una comunidad a la cual le interese estar ahí. Si bien en Instagram se puede subir un contenido similar, en YouTube es mucho más completo. Pero, por otro lado, lo que tiene Instagram es que es un excelente lugar para mostrar fotos y yo en mis viajes, además de grabar, saco un montón. Todo comenzó porque lo que quería era tener un espacio en donde publicar fotos de paisajes, de comida o de gente que acababa de conocer en los viajes y me parecía que ese contenido no necesariamente les iba a interesar a los que ya me seguían. O viceversa: que la gente más interesada en ver lo contextual de los viajes no tiene ganas de ver selfies mías. Entonces, me pareció que era buena idea tener dos cuentas separadas: una en la que relato todo en primera persona y otra en la que muestro los paisajes, lugares que visito e información útil para viajar.

–¿Cuáles podrían ser las claves para convertirse en “influencer” de viajes?

–Yo creo que el objetivo nunca debería apuntar a ser un influencer. Mejor dicho, uno puede tener una meta que es contar una historia, brindar consejos y mostrar un destino. Obvio que es mucho mejor llegar a una gran cantidad de personas con tu mensaje, pero, si uno lo encara desde el principio con esa intención, está empezando por el final. Lo primero que hay que tener en cuenta es qué servicio le estás ofreciendo al otro, qué le estás brindando: ¿es información? ¿Es darle algún consejo, algún tip; por ejemplo, para ahorrar plata? Entonces, en ese sentido, la clave principal es siempre brindarle una propuesta de valor a quien te está mirando o te está leyendo. A veces puede ser informativo, a veces puede ser de entretenimiento, a veces puede ser inspiración. No es obligatorio ser un guía turístico para ofrecer información de viajes con un valor diferencial, pero sí debe servirle al otro desde cualquiera de esos tres aspectos: informativo, de entretenimiento o inspirador. Si seguís aportando ese tipo de valor, habitualmente la gente comienza a seguirte. Una comunidad así crece y esa es la manera en la que te convertís en influencer de viajes.

–¿Qué tips le darías a quien quiera seguir tus pasos?

–Que empiece documentando sus propias vacaciones, experiencias de viajes pasados o incluso las experiencias más simples que podemos tener en la vida cotidiana, como salir a comer afuera un fin de semana o visitar a un familiar que vive en otra ciudad. No hace falta hacer un viaje de mochilero por el sudeste asiático para ser un bloguero de viajes, sino tener la “actitud viajera” en mente y las ganas de compartir eso con otras personas. Más allá de eso, lo más importante es la constancia y no desanimarse si los resultados no aparecen rápido, porque eso nunca pasa. Construir una comunidad es algo que lleva meses –si no años– y el que baja los brazos a las dos semanas, pierde.

Info: Detalles

Sobre gustos y técnicas.

Sus destinos favoritos. “Londres y el Reino Unido, por su historia e inmenso patrimonio cultural; Maceió, en Brasil, por su agua cálida y su calor casi todo el año; y Pacific Higway, en California, para recorrer en auto desde San Francisco hasta San Diego. No hay un kilómetro que no valga la pena: las vistas al océano Pacífico, los pueblos pequeños y la vegetación son un espectáculo en sí mismo”, afirma Cecilia. 

Registrarlo todo. Cecilia reconoce que, cuando emprende una travesía, busca documentar la mayor cantidad de cosas posible para luego poder contarlas con lujo de detalles. Para ello utiliza fotos, videos y posts en su blog. “Nunca fui tan multimedia como lo soy con los viajes. A veces parece que estoy viajando con un estudio de TV a cuestas yo sola”, cuenta.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.