Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Una travesía histórica: camino al Calicanto en cuadriciclo

Es posible hacer un paseo de aventura por uno de los rincones jesuíticos más antiguos de la provincia, en Sata Rosa de Calamuchita, en cuatro ruedas y alrededor de árboles y arroyos serranos.

Por Redacción Voy de Viaje.

Para conocer un lugar de la magnitud del Calicanto, lo mejor es combinarlo con un poco de entretenimiento en familia. Saliendo del último vado de Santa Rosa de Calamuchita, en el balneario Playa Soleada, comienza la travesía de una hora y media de recorrido en cuadriciclo por los márgenes del río Santa Rosa, hasta llegar a una de las construcciones con más historia del pueblo. Las salidas son por la mañana, a las 10.30, o por la tarde, a las 17, y el costo es de 500 pesos el alquiler del cuadriciclo donde pueden viajar hasta dos personas. Aquellos que prefieran llegar caminando, pueden hacerlo todos los jueves por la mañana desde la Oficina de Turismo céntrica, desde donde se emprende el circuito de trekking hacia el lugar. 

RÍOS DE CÓRDOBA. Ríos para todos en Traslasierra.

Viaje al pasado

El antiguo Calicanto es un puente acueducto que atraviesa el arroyo Seco. Formaba parte de un sistema de canalización hidráulica que se utilizó para el riego de las huertas de la Estancia Jesuítica de San Ignacio siglos atrás. Su nombre significa “amurallado” y consistía en seis acequias principales y un subsistema con alimentación múltiple que recorría 36 kilómetros y tomaba agua del río Santa Rosa. En un principio, fue construido con materiales del lugar: piedra y cal elaboradas artesanalmente. Se reacondicionó en el siglo XIX y se realizaron sucesivas reparaciones con tecnologías más modernas, incorporando ladrillo y cemento. 

Este es uno de los nuevos circuitos turísticos revalorizados en Santa Rosa, junto con la falla geológica que marca con claridad la diferencia entre rocas de hace 540 millones de años con otras de 2,5 millones, a la vera de la ruta 5. Y también está el nuevo acceso al mirador de barrio El Balcón, que permite una atractiva panorámica de la ciudad y las sierras.

La estancia no reconocida

Si bien el público sólo tiene acceso al sistema de riego, la estructura forma parte del camino hacia la sexta estancia jesuítica, denominada “De San Ignacio de los Ejercicios Espirituales de Calamuchita”, que se encuentra actualmente en territorios privados. De manera muy sencilla y austera se creó con adobe de barro, y es por ello que casi no queda material original. Como consecuencia, no fue reconocida por la Unesco en el 2000 junto con las otras cinco estancias dispuestas alrededor de la provincia. Sin embargo, en lo que respecta a territorio fue la más extensa; se caracterizó por una gran producción de nogales, frutales y manzanales; y estaba ubicada en el camino del Alto Perú hasta Chile, una vía estratégica de tropa y comercialización.

Más información: Secretaría de Turismo de Santa Rosa de Calamuchita: (03546) 429654

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.