Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Córdoba

Tradiciones con aroma a vino

El verdor del verano se mezcla con los morados retintos en las viñas de Colonia Caroya y anuncian que el tiempo de cosecha de la uva y de hacer el vino se avecina.

Por Redacción LAVOZ.

El verdor del verano se mezcla con los morados retintos en las viñas de Colonia Caroya y anuncian que el tiempo de cosecha de la uva y de hacer el vino se avecina. La centenaria tradición que desde los orígenes reunía a las familias y vecinos en la quintas como labor comunitaria de cierre de un año de cuidados para lograr la noble bebida.

La vitivinicultura comenzó por esas tierras con la impronta de los jesuitas en Jesús María y Caroya, allá por el siglo XVII, y resurgió en 1878 de las laboriosas manos de los inmigrantes italianos que reservaron algunas parcelas de sus fincas para desplegar hileras de vides. 

Las plantas de moras servían de punta de viñedo y daban sombra al recreo en la vendimia para merendar y recuperar fuerzas y terminar la jornada.

El tiempo transcurrió pero ciertas costumbres aún se mantienen intactas. La reconversión vitivinícola que mejoró la producción de Colonia Caroya y el auge del turismo con foco en la cultura del vino renuevan con nuevos aires la ciudad. 

Esa fue la razón que motivó a un grupo de emprendimientos familiares junto a la Asociación de Operadores Receptivos de Córdoba (ORC), bajo la coordinación local de Cristian Brovelli, para organizar un paseo que propone disfrutar de Colonia Caroya en tiempos de vendimia y ser protagonista de uno de los momentos más lindos: la juntada de uvas y pisada para hacer el vino patero en una quinta familiar.

De esta forma, empresas operadoras de turismo de Córdoba darán el servicio de excursión con salida desde la capital provincial los días próximos domingo 22 y sábado 28 de este mes, con eventuales fechas extras.

Entre viñedos y bodega

Con la idea de recrear a la perfección un día de vendimia familiar se organizó el siguiente programa:

Establecimiento Rural Rosel. Los visitantes serán recibidos por Rosalba y Elio quienes los agasajarán con una degustación a la antigua usanza caroyense. 

Al pie de las moras, sentados en cajones de uva en punta de las hileras de viña y ya recargados de energía participarán en la recolección de uvas en las filas de la viña con atuendos típicos, envueltos en colores, aromas y texturas propios de febrero. Las uvas cosechadas se llevarán a la pequeña bodega familiar para hacer entre todos la pisada de la uva al ritmo alegre de las canzonetas italianas.

Del tonel a la mesa. Al mediodía, Rudy, el último inmigrante friulano ofrecerá un almuerzo en De Tina Restaurante 

(www.detinarestaurante), ubicado en la antigua y restaurada casona rural de don Marcelino Nanini (fundador de la bodega del mismo nombre) para saborear la típica comida casera acompañada de vinos y jugo de uva de Colonia Caroya. La sobremesa se extenderá con canzonetas italianas, juegos en el patio y degustación de uvas en grapa. A continuación una visita guiada y degustación al Museo Nanini de la conocida bodega fundada en 1929.

Con el marco imponente del viñedo y los aromas que dejan los carros viñateros que entran a dejar la uva en los lagares, por la tarde, la despedida se hará al aire libre mientras se saborean las dulzuras típicas de la colonia con mate cocido, dulce y pan casero y las tradicionales galletas de novia.

Una jornada inolvidable para vivir auténticamente la vendimia en Colonia Caroya.

Lo que hay que saber

Cuándo: domingo 22 y sábado 28 de este mes.

Programa: recepción; juntada y pisada de uva y almuerzo. Espectáculo y juegos. Visita a bodega y merienda de despedida.

Reservas. Teléfono (0351) 425-8657. E-mail: info@orc-argentina.com.ar

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.