Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Son cordobeses y viajan en combi llevando el cine a toda la provincia

El proyecto La Combi fue creado por dos amigos. Ya realizaron más de 40 proyecciones en Córdoba y se preparan para llevarlo, durante un año, a otras provincias y pueblos que no tienen salas.

Por Redacción Voy de Viaje.

“La ven y le hacen señas de luces. Es la magia de la combi que lleva el cine itinerante”, se emociona uno de los cordobeses que forma parte del proyecto La Combi. En una simpática Volkswagen modelo ’86, dos amigos viajan con el propósito de proyectar, de forma gratuita, películas en formato cine en diversas localidades y pueblos de Córdoba –lugares que, en su mayoría, no cuentan con salas cinematográficas–. Lo hacen, también, en espacios no convencionales como escuelitas rurales, hospitales, centros culturales y hogares de ancianos. Pero esto no es todo: quieren llevar esta “solución itinerante”, como la llaman sus protagonistas, a todas las provincias del país durante un año.

Todo comenzó en unas vacaciones en Salta, donde estos dos amigos, Cristian Balestro y Agustín Truccone, estaban disfrutando de la proyección de una película con los equipos de cine que trasladaban en su viaje en el paredón de una capilla en Cachi. Nunca imaginaron lo que sucedería después: un grupo de niños se acercó y preguntó si podían quedarse a verla. Sin dudarlo, ellos accedieron al pedido, y juntos compartieron una serie de cortos animados. 

En pareja: Una casa en movimiento: la historia de Marcos y Mili

Al día siguiente, ya no tan de casualidad, los mismos niños se acercaron al lugar consultándoles qué pasarían. Esta vez se sumaron también padres, abuelos y vecinos. Con empanadas, pan y mates, se unieron alrededor de la camioneta para disfrutar de la función con una especie de picnic. Como una suerte del destino, ver reír a estos espectadores que se presentaron de manera improvisada fue el “clic” que despertó en ambos la idea de llevar a cabo un proyecto social de cine móvil.

“Esto surgió con las ganas de hacer nuestro aporte, de dejar nuestro granito de arena para mejorar la sociedad en la que estamos. Eso se sumó a las ganas de viajar en combi y recorrer nuestro país. El cine móvil es inclusivo: está en la plaza del barrio, en la escuela. Consideramos que nos une como sociedad; salís de tu casa y estás con tu vecino, con tus amigos, o con los ‘compas’ del colegio”, explica Cristian.

Una historia hermosa: La tucumana que recorre Sudamérica en motorhome a los 79

Por aquí y por allá

Un puñado de localidades y rincones cordobeses ya fueron visitados por estos dos emprendedores sociales, que renunciaron a sus respectivos trabajos para dedicarse al 100% a promover la diversidad cultural y el fortalecimiento de la identidad a partir de la difusión de audiovisuales, logrando la inclusión social.

Por nombrar sólo algunos, estuvieron en El Diquecito, Río Ceballos, La Granja, Unquillo, Villa Allende, Coronel Baigorria, Alcira Gigena, Río Cuarto, Alpa Corral, Achiras y La Carolina el Potosí. Aunque recién están en la prueba piloto, ya asistieron 1.300 personas a las más de 40 proyecciones que realizaron.

Cada presentación, una experiencia gratificante

Su plan de ruta se va armando según los pedidos que reciben de los distintos poblados. Con un catálogo de más de 200 películas y documentales, sugieren un par de películas según el público del lugar donde se proyectarán. El repertorio se basa en algunas opciones donadas por el INCAA y otras tantas de realizadores que han colaborado con el envío de ejemplares.  

Lo que resaltan estos dos cordobeses es que, de cada proyección, se llevan una anécdota “donde la magia del cine está presente”. Cristian detalla: “Si bien todos nosotros estamos familiarizados con la palabra ‘cine’, muchas personas no tuvieron la oportunidad de conocerlo y disfrutarlo. Nos asombra el interés de los chicos y la sorpresa que se llevan al ver que a través de un proyector se refleja una imagen. Muchos de ellos nos han dicho, luego de ver una película proyectada por primera vez, que querían estudiar cine. Nos preguntan cómo deben hacer y si es factible. Es todo muy gratificante. La última experiencia fue en una escuelita rural, donde de 48 alumnos sólo cuatro habían visto una película en formato cine. Nos movilizó mucho ver su reacción”.

Viajar, la mejor inversión: Una familia que hizo de los viajes un estilo de vida.

Por su parte, en los hogares de ancianos les suelen decir que hacía varias décadas que no iban al cine. Cristian cuenta: “Ahora también, con la proyección de una película, pasamos clip musicales de la época de nuestros abuelos, y siempre hay quien se prende a bailar”. Concluye que se trata de situaciones gratificantes en las que el cine produce un impacto social. Esta y otras experiencias se pueden conocer en su página web.

Contacto

Quienes deseen saber más acerca de La Combi pueden ponerse en contacto con Cristian y Agustín a través de sus redes. Como es un proyecto autofinanciado, para poder llegar a más lugares necesita de colaboración. Se puede contribuir acá.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.