Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Córdoba

Símbolo de la arquitectura colonial

El Oratorio del Obispo Mercadillo data del siglo XVIII. Es uno de los baluartes del patrimonio histórico de la ciudad de Córdoba.

Por Redacción LAVOZ.

El Oratorio del Obispo Mercadillo, construcción que data del siglo XVIII, es uno de los pocos ejemplos de arquitectura civil colonial que quedan en la ciudad. Toma su nombre del famoso obispo de Córdoba, fray Manuel Mercadillo.

El pasado 1 de este mes fueron inauguradas las obras de restauración, puesta en valor y refuncionalización.

Al obispo Mercadillo se lo recuerda por trasladar la sede  de la diócesis del Tucumán desde Santiago del Estero, la antigua capital de la región, hasta Córdoba en 1699. Con este motivo adquirió en 1703 a Fadrique Álvarez de Toledo la vivienda cercana a la futura catedral.

La casa constaba “de diez cuartos de vivienda de tirantes y teja, un alto con balcón a la plaza, cocina, patio y huerta, zaguán, puerta de calle, corredores al patio de la sala principal” y dos baldíos colindantes para continuar las obras que alojarían el Colegio Real y Seminario de Santo Tomás de Aquino.

Al año siguiente, murió el sacerdote y la propiedad recién a mediados del siglo XVIII fue comprada por Pedro Fernando Bravo de la Torre Palacios.

En esta etapa se dice que se construyó el actual zaguán con planta alta con cubiertas abovedadas y hermoso balcón combado, que permitía que los incómodos vestidos de las damas coloniales pudieran encajar justo en esa forma cóncava del balcón y disfrutar de las festividades que se llevaban a cabo en la plaza.

A mediados del siglo 19 la propiedad quedó en poder de Francisco Bravo quien finalmente la donó al obispado de Córdoba para que se utilizara como asilo de mendigos. En el lugar, que sufrió grandes transformaciones, funcionó un café y luego un local comercial, hasta que en 1979 se realizaron las obras de restauración de la parte que aún se mantenía en pie.

En 1980 se inauguró como sala museal y en el terreno donde antes se erigía la casa se construyó una sala de exposiciones. Con el tiempo la propiedad se convirtió en la Dirección de Turismo, donde se hace el diseño de las visitas guiadas gratuitas, estadísticas turísticas de la ciudad y la coordinación de las oficinas de informes turísticos.

Última restauración. Este año se hizo una total restauración de las paredes, tratamiento impermeabilizante, lavado y cepillado de sus puertas que le devolvieron los colores originales. También se renovó totalmente la instalación eléctrica, con un cambio integral de cableado, restauración de herrajes y del balcón combado, al que se agregó un tratamiento especial para su vitraux y pulido y mantenimiento especial de sus pisos, baldosas originales e iluminación artística del frontón.

En el sector de escalinatas también se llevaron a cabo tareas de recuperación y a partir del 11 de julio se dispuso en el lugar el Paseo de la Copa que incluye ocho paneles donde se relata la historia de la Copa América; de los cuatro seleccionados que jugaron partidos de la Copa en Córdoba: Brasil, Ecuador, Paraguay y Costa Rica y también la historia del fútbol cordobés.

Los fanáticos de los cuatro equipos de fútbol de la ciudad de Córdoba y los visitantes podrán conocer la historia de sus clubes, desde el más antiguo, Club Atlético Belgrano, hasta el más joven, Racing de Córdoba.

Los fines de semana de julio también cuentan con otro recorrido que rescata la historia del Obispo Mercadillo, de los restos de su casa y de la iglesia que gracias a su gestión, se convirtió en Catedral.

La iglesia Nuestra Señora de la Asunción (Catedral) fue conocida hasta 1699 como la iglesia matriz de Córdoba, pero a raíz del traslado de la sede del Obispado a Córdoba adquirió el rango de Catedral.

El templo que comenzó a construirse en 1582 se terminó 202 años después. También el pasado 1 de este mes se habilitó un nuevo sistema lumínico en la parte interna que permite apreciar los trabajos de decoración de estilo barroco, que realizó el famoso pintor Emilio Caraffa.

Dos propuestas gratuitas que permiten adentrarse en la historia misma de Córdoba y del país.

Lo que hay que saber

Visita 1: El paseo de la Copa.
Cuándo. Lunes, miércoles y viernes de este mes a las 11 y a las 17.
Partida. Oficina de Informes Turísticos Obispo Mercadillo (Rosario de Santa Fe 39).
Recorrido. Paneles y stands alusivos a la Copa América, a los países que participaron en Córdoba y a la historia del fútbol cordobés, distribuidos en las escalinatas del Centro Obispo Mercadillo y Oratorio desde donde se tendrán panorámicas del Centro Histórico.
Visita 2. Córdoba de antaño.
Cuándo. Días 24, 30 y 31 a las 11.
Partida: Oficina de Informes Turísticos Obispo Mercadillo (Rosario de Santa Fe 39).
Recorrido: Oratorio del Obispo Mercadillo y Catedral (se abona una contribución voluntaria).

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.