Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

San Miguel de los Ríos, el tesoro mejor guardado de Calamuchita

Dueño de uno de los balnearios más lindos de la provincia, este paraje enamora con bosques frondosos, ruinas jesuíticas e historias de vida.

Por Redacción Voy de Viaje.

Los árboles se cierran para formar túneles naturales y el relieve de repente se vuelve más llano: San Miguel de los Ríos nos da la bienvenida.

Apenas ocho kilómetros separan a esta minúscula localidad de Yacanto de Calamuchita, por donde obligadamente se debe pasar para llegar a San Miguel. El tramo es de tierra pero se encuentra en buen estado y permite el acceso en todo tipo de autos.

A medida que avanzamos, se ven ruinas que pertenecieron a la Estancia Jesuítica San Ignacio de los Ejércitos, que no fue reconocida por la Unesco debido a su escasa conservación.

Si bien gran parte de los viajeros llegan a este paraje a pasar el día, ya que los balnearios de los ríos Tabaquillo y Santa Rosa son imponentes, San Miguel de los Ríos cuenta con variedad de opciones para alojarse y desconectarse, y también ofrece actividades como circuitos de trekking, cabalgatas, pesca deportiva de truchas e incluso el ascenso al cerro Champaquí.

Pioneros en el turismo

El camino de tierra nos lleva hasta el ingreso a un camping con un bellísimo parque, salida al río Tabaquillo y llamas decorando el paisaje: el Complejo Turístico de Montaña J.C. Allí nos recibe Miguela (su nombre parece homenajear al paraje) y, con una paz y una serenidad a tono con la zona, nos dedica su tiempo para contarnos la historia de su marido, Juan Chuit.

Juan visitó por primera vez San Miguel de los Ríos a los 18 años y quedó flechado con el paisaje, por lo que a principios de 1980 se hizo acreedor de algunas tierras. Hoy, casi 40 años después de aquella compra, el complejo cuenta con dormis con capacidad para 90 personas en camas, dos sectores de camping con proveeduría, un restaurante que abre todos los años a mediados de diciembre –para la temporada– y un pequeño museo en el que Juan cuida y conserva todo tipo de objetos que aparecieron en su historia y en la del lugar.

Miguela explica que una de las premisas de su negocio es conservar el silencio y la calma característicos de la zona y cuenta que, incluso cuando el complejo está lleno, sus huéspedes son muy respetuosos y disfrutan del ambiente tanto como ellos.

Juana Urbana, una viña en altura

Sobre el tramo que une Yacanto y San Miguel de los Ríos, justo en frente de una vista privilegiada de las sierras y la depresión, se encuentra Juana Urbana, un viñedo de tres años de producción artesanal familiar. Actualmente tiene dos hectáreas con cepas malbec, petit verdot y cabernet franc.

Candelaria, miembro de la familia emprendedora de Juana Urbana, señala que su propuesta está basada en tres ejes fundamentales: la producción de vinos, la venta de lotes y el aporte a la cultura local a través de visitas guiadas y la conservación de pequeñas construcciones de adobe que quedaron en sus tierras, vestigios de la Estancia Jesuítica San Ignacio.

En su cuenta de Instagram se puede ver más sobre sus productos, sus denominados “Almuerzos en la viña” (el próximo es este domingo 17 de noviembre) y su futuro restaurante.

Datos útiles

San Miguel de los Ríos se encuentra a 130 kilómetros de la Ciudad de Córdoba. Se debe transitar por la ruta provincial 5 hasta Santa Rosa de Calamuchita, y ahí tomar el desvío de la ruta provincial 228, que luego de pasar por Yacanto llega hasta San Miguel. El camino está pavimentado hasta Yacanto.

Para cargar combustible, la estación más cercana está en Yacanto y cuenta sólo con gasoil y nafta, no GNC.

Sobre la comunicación, hay que tener en cuenta que no hay red de telefonía móvil, pero los establecimientos sí cuentan con wifi. 

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.