Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tour virtual

Pura adrenalina: sobrevolando los diques de Córdoba

El equipo de Hoy no duermo en casa voló más de 80 kilómetros para unir varios espejos de agua. Impresionantes imágenes desde el aire. 

Por Redacción Voy de Viaje.

Los chicos de Hoy no duermo en casa se plantearon como objetivo ver y encadenar desde el aire el Dique Piedras Moras, el Segunda Usina, el Embalse de Río Tercero, Los Molinos y el Lago San Roque.

Partieron desde la localidad de Alma Fuerte con el objetivo de llegar a las costas del Dique Los Molinos, haciendo así, en una primera etapa unos 80 kilómetros de distancia. 

Eso sí, como las condiciones del clima eras perfectas, los avezados pilotos se dieron el gusto de hacer algunas piruetas mientras descendían hasta su lugar de aterrizaje.

Córdoba y sus diques 

Gran parte de la población de Córdoba se abastece de agua que suministran los diques de la provincia. Estos  son una forma de almacenamiento artificial del agua pero no es la más importante, ya que este lugar lo ocupan las montañas. 

Los cordones montañosos de Córdoba tienen la capacidad de captar no sólo la humedad ambiente sino que también gran parte del agua proveniente de las lluvias y nevadas. 

Con el pasar del tiempo van largando esta agua a través de ríos y arroyos que terminan alimentando los distintos diques. Lo increíble es que cuando el agua va transitando su recorrido de bajada por los ríos, lo hace con una calidad pura y mineral, cualidad que luego va perdiendo hasta llegar a los embalses.

Por ejemplo, la calidad del agua del Dique Piedras Moras, donde no se permiten embarcaciones a motor, va a ser mejor que la del Dique San Roque, donde sí se permiten estos vehículos. 

Temas: #Diques

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.