Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Panaholma es sinónimo de serenidad

Uno de los ríos más anchos y largos del Valle de Traslasierra le da nombre a esta localidad, que todavía conserva su espíritu de pueblo. 

Por Redacción Voy de Viaje.

No es tarde para disfrutar del río Panaholma: sus aguas tibias invitan a meter los pies incluso en otoño. Este curso de agua, que nace en las Cumbres de Achala, es uno de los más anchos y largos del Valle de Traslasierra, y es conocido por sus propiedades curativas.

Está compuesto por los arroyos Laguna Verde y Los Hornillos, y desde el paraje Rodeo de las Mulas fluye hacia el oeste hasta La Esquina del Río, luego sigue hacia el sudoeste y llega a la localidad de Panaholma, a la que le imprime su nombre. Desde ahí recorre todo el valle de norte a sur, continúa por San Lorenzo y Villa Cura Brochero y luego se une con el río Mina Clavero, dando lugar al Río de Los Sauces.

Te puede interesar: San Lorenzo, el paraje de Traslasierra que quizás no conozcas.

¿Algunos balnearios? Las Maravillas, Las Tablitas, Municipal de Villa Cura Brochero y Los Cedros son algunos de los que ofrecen extensas playas de arena. 

“De cara al sol”

Así apodaron los lugareños a la localidad de Panaholma, porque, según dicen, es uno de los lugares de Traslasierra donde más pega el sol.

En el ingreso, el monumento a la India Panaholma recibe a los visitantes, que encontrarán aquí paisajes serenos y un espíritu de pueblo que aún se conserva. Disfrutar de las costaneras del río, en familia y por la tarde, es un clásico en esta época del año. 

Mirá también: Ríos para todos en Traslasierra.

Para el que quiera alojarse, en la zona hay cabañas y casas de alquiler. También se pueden encontrar pequeños comercios y almacenes de campo. En todo caso, la oferta de servicios se extiende en Villa Cura Brochero (a unos 10 kilómetros de distancia) y en Mina Clavero.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.