Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Molinos de viento y casas emblemáticas en San Esteban

Te acercamos un mini recorrido por los principales atractivos en este legendario rincón de Punilla.

Por Redacción Voy de Viaje.

Este paraje ubicado en la localidad de San Esteban (Valle de Punilla) es un poblado histórico ideal para visitar en cualquier temporada. A 100 kilómetros de la ciudad cordobesa y a sólo 8 de Capilla del Monte, Dolores tiene casonas de estilo colonial y otros lugares históricos imprescindibles a la hora de conocerla.

Los infaltables

Una buena idea es pasar por la casa donde veraneaba el escritor cordobés Gustavo Martínez Zuviría, más conocido como Hugo Wast, junto con su familia. Este autor argentino de relatos y novelas históricas estuvo entre los más populares de las primeras décadas del siglo 20 y es aquí donde escribió la obra Flor de Durazno, inspirada en las personas y costumbres de la zona del Valle de Punilla, nombre que luego identificó a la casa. Pero el solar no sólo fue el refugio veraniego de los Martínez Zuviría sino que también funcionó como escenario en el rodaje de la primera película homónima, en la que participaron Carlos Gardel y Mona Maris, en 1917.

Para continuar el paseo, es una opción interesante visitar la capilla Nuestra Señora de los Dolores, con techo de teja y muros de piedra de más de 150 años. Y si de longevidad hablamos, el algarrobo centenario de Dolores es otra parada obligada.

En tanto, si la idea es desacelerar el ritmo y disfrutar de la naturaleza en las cercanías, el balneario municipal de San Esteban es el marco perfecto para recorrer a pie, a caballo o en bicicleta.

Acento europeo en medio de las sierras

Siguiendo las creaciones del ingeniero galo Alexandre Gustave Eiffel, nos topamos con el legendario molino de Dolores, que llegó al país para ser utilizado en una exposición rural a principios del siglo 20 y hoy es el único presente en Sudamérica.

Sobre su historia, vale decir que por el 1900 Adelia María Harislao de Olmos –mujer del entonces gobernador cordobés Ambrosio Olmos– adquirió el molino, que pasó a abastecer de agua al sector. Si bien perdió sus aspas debido a una fuerte tormenta décadas atrás, aún sigue erguido y es un símbolo de Dolores. Esta obra se suma a otras creaciones de Eiffel en Córdoba: la Vuelta al mundo, una antigua noria que hoy no gira pero que se mantiene en la ciudad de Córdoba y la casa metálica de barrio San Vicente, más conocida como el “chalé Eiffel”.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.