Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Luyaba, un placer para los sentidos

Entre hierbas aromáticas y olivos, este rincón ubicado en el Valle de Traslasierra es un ticket asegurado a la tranquilidad. 

Por Redacción Voy de Viaje.

Luyaba atrapa cada vez más a los visitantes con sus arroyos y balnearios, un microclima especial durante todo el año, bosques autóctonos y plantaciones de olivos y hierbas medicinales aromáticas.

Este pequeño poblado se ubica casi en el límite sur del Valle de Traslasierra, a unos 800 msnm. Específicamente, está entre San Javier y La Paz por el Camino de la Costa, una ruta fotográfica que bordea el cordón serrano y culmina en Merlo (San Luis).

Circuito de aromáticas y rincón del olivo

Al llegar hay que permitir que los sentidos afloren para apreciar el olor a hierbas naturales nativas, los sabores regionales y el paisaje que cambia según la hora del día.

¿Cuáles son los principales atractivos de Luyaba? Un plan es recorrer los diversos puntos de producción y cultivo de hierbas medicinales y aromáticas, recomendadas por sus propiedades terapéuticas. Con ellas se elaboran cosméticos, medicinas y remedios naturales, y bebidas como el amargo serrano, tan popular.

Por la zona: Otra vueltita por Las Rabonas.

A la vez, el poblado es reconocido por la calidad de sus aceites de oliva. Se pueden visitar distintas fincas que cuentan con sus propias fábricas olivícolas, para extasiarse con la degustación de blends y recorrer las instalaciones y plantaciones.

Verde y más verde

A unos cinco kilómetros del pueblo está el balneario comunal, un refugio de quietud. La clave aquí es el ecoturismo: cuenta con un arroyo, que es la apuesta para los que buscan conectarse con lo natural, el sonido del agua, las piedras y el verde. Se puede caminar cuesta arriba, por senderos delimitados, para encontrar paisajes encantadores.

Agendá: Chau estrés: siete rincones de Córdoba para hacer una pausa.

A unos 200 metros del balneario, la Reserva Regional Los Barrancos busca proteger la flora y la fauna autóctonas: sacha cabra, zorro, puma, gato montés, lagarto, iguana y gran variedad de aves, por un lado; y algarrobo, quebracho, molle y tabaquillo, por el otro. Cuenta con 1.200 hectáreas protegidas por la Fundación Vida Silvestre.

El contacto con la naturaleza se logra también a través de paseos de trekking, cabalgatas y recorridos en bici; actividades al aire libre que se anexan a las visitas a los artesanos de la zona.

Para resaltar

Entre las opciones gastronómicas regionales, se destaca una parrilla que trabaja la especialidad de chivo serrano al horno de barro y dos comedores, uno con las mejores pastas y otro con empanadas serranas. Para alojarse hay algunas cabañas y lugares para acampar.

¿Cómo llegar? En colectivo se puede ir desde Córdoba con las empresas Panaholma o Coata, entre otras, hasta Villa Dolores, en cuatro horas de viaje a 380 pesos el pasaje. Luego, el servicio de colectivos internos Sarmiento se dirige hasta la localidad con un boleto a 69 pesos. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.