Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para una escapada a Sierra de las Quijadas

Un recorrido por paisajes muy bellos. 

Por Guido Piotrkowski (Especial).

CÓMO LLEGAR: desde la ciudad de San Luis, por la RN 147 hasta el paraje Hualtarán sobre el km 922, donde se encuentra la entrada al parque. Desde Merlo por RP 5 hasta tomar la RN 20 en la localidad de Quines y seguir hacia el oeste hasta la RN 147. Girando a la izquierda, a ocho kilómetros está el acceso al parque. La capital puntana recibe ómnibus de todo el país y vuelos diarios desde Buenos Aires y semanales desde Córdoba. Para llegar a Quijadas se puede alquilar auto o camioneta, contratar un remis o recurrir a una agencia de turismo. No existe ningún servicio de ómnibus hasta el Área Protegida pero las empresas que unen San Luis y San Juan hacen paradas en Hualtarán en diferentes horarios que deberán consultarse en la terminal de ómnibus.

CERCA. Sierra de las Quijadas, un parque nacional por descubrir.

TARIFAS: la tarifa general es de $ 280; residentes nacionales, $ 120; niños de 6 a 12 años, $ 60; residentes provinciales y estudiantes secundarios y/o universitarios, $ 50. Para alumnos de hasta 16 años en excursión escolar, residentes locales, jubilados y pensionados (registrados en el SIPA), niños de 0 a 5 años y discapacitados, es gratis.

ALOJAMIENTO: en el parque e inmediaciones no hay alojamiento. El sitio más cercano es San Jerónimo, un pueblo con pocas plazas, a 90 kilómetros. La ciudad de San Luis, a 120 kilómetros, tiene más opciones. Y Merlo es quizás la más lejana pero la mejor en cuanto a cantidad y calidad de hospedajes. El parque cuenta con un camping y un sector con mesadas. Sobre la RN 147, a 500 metros de la entrada, hay una proveeduría y un comedor.

RECOMENDACIONES: en el parque no hay despensa, por lo tanto es necesario traer todo de afuera. Indispensable el agua para las caminatas. Aclaración: cuando las temperaturas superan los 37°, se suspende todo tipo de actividad en senderos.

MÁS DATOS: parquesnacionales.gob.ar y viviargentina.tur.ar.

Info

En detalle

Para conocer el parque a fondo.

Reptiles voladores. El resto fósil mas importante que se encontró acá fue el pterodaustro, un reptil volador que tenía dientes pequeños y las mandíbulas recurvadas hacia arriba. Era pescador y filtraba el agua, como los pelícanos. También se han encontrado vestigios de poblaciones de entre siete mil y ocho mil años. Sierra de las Quijadas formó parte de lo que se llamó el “Circuito de los Dinosaurios”, junto con Talampaya e Ischigualasto, que se está tratando de reactivar en conjunto con las provincias vecinas.

20% de mujeres. Elizabeth Perea, la guardaparque, trabaja en medio de un universo eminentemente masculino, donde el porcentaje de mujeres apenas ronda el 20%. “En mi promoción entramos 12 mujeres de un total de 45 personas”, cuenta esta tucumana de 32 años que antes pasó por el Parque Nacional El Rey, en Salta, y desde 2015 se desempeña acá. “Cada parque es como si fuera un pequeño mundo, con belleza propia”, sostiene.

Merlo: microclima y más. Merlo, ubicado a 180 kilómetros del parque, se proclama como el tercer microclima del mundo. El fenómeno climatológico es un gran aliado a la hora del descanso y la cura del estrés. Pero la localidad puntana tiene muchas curiosidades más: desde el turismo aventura al ecoturismo y turismo religioso; del astroturismo al novedoso turismo pet friendly y también el Museo Kurteff, el primer museo argentino de Metaloplástica. 

Con nuevo intendente. Guardaparque desde el año 2002, Pablo Waisman es el intendente desde marzo. Antes pasó por los parques Pilcomayo, Campo de los Alisos, y la Reserva Natural Formosa. Oriundo de El Palomar, en provincia de Buenos Aires, estudió en la secundaria para ser técnico aeronáutico, pero ya bromeaba con que iba ser guardaparque. Casado y padres de dos niñas, vive ahora en la ciudad de San Luis, y viene al parque dos o tres veces por semana. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.