Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Córdoba

De La Cumbre a Totoral: paisajes para recorrer en bicicleta

El circuito elegido comenzó en La Cumbre, en búsqueda de la ruta provincial 17 para llegar a Villa del Totoral, distante 100 kilómetros. El recorrido transcurre entre ambientes serranos y praderas productivas que revelan pueblos históricos.

Por Gustavo Rebord*.

Los primeros pedaleos comenzaron a la mañana temprano en La Cumbre, para llegar al cruce con la ruta provincial 17. El objetivo era unir en bicicleta la localidad de Punilla con Villa del Totoral al norte provincial.

Desde el inicio el camino sube de manera marcada mientras se atraviesa el viejo caserío Quebrada de la Luna, punto desde el cual se puede ingresar al Parque Natural Los Terrones.

Sobre la ruta provincial 17 y una de las tantas postales que ofrece.

Cruzamos el río Copacabana donde todavía es visible la destrucción provocada por las intensas lluvias de febrero último. Árboles arrancados de cuajo y piedras removidas son algunas muestras del caos. De a poco, la soledad de esos paisajes permite disfrutar más de la naturaleza.

Subidas más empinadas cuando ya se acumulaban 400 metros de desnivel. 

Distintos carteles anunciaban la gruta de la Virgen de Lourdes que se erige en una de las márgenes del río, oculta entre la vegetación.

Un nuevo vado y se suceden el refugio terapéutico Paso a la luz Antakarama y el alojamiento Misky Wayra, para luego arribar a la parte más alta del tramo a 1.240 metros sobre el nivel del mar. En ese punto la postal se abre a otro valle donde sobresalen los cerros Pajarillo y Áspero por sobre la línea serrana. 

El cambio de fisonomía es muy notable. Se llega al paraje Ongamira, con los grandes macizos de piedra donde un cartel anuncia las Cuevas de Ongamira, una de las Siete Maravillas de Córdoba. Se trata de enormes molones de piedra pelada erosionada por el tiempo y en cuyas cuevas vivieron culturas nómades que poblaron estas tierras antes de la llegada de los españoles. 

En Estancia Ongamira decidimos almorzar y aprovechar el sol del mediodía. En el lugar ofrecen servicios mínimos como venta de bebidas y comidas y uso de sanitarios. Ese es el lugar donde comienzan las caminatas por las cuevas. Varios grupos de visitantes regresaban de ese recorrido en búsqueda de descanso y sombra.

Estancia La Verde, al estilo de las villas renacentistas.

En tierra colorada

Tras la pausa de nuevo en las bicicletas reiniciamos la marcha sobre la calle de tierra colorada, con abundante vegetación donde, los plumerillos de las cortaderas con su elegante inclinación marcaban la dirección del viento.

Pasamos viejos cascos de estancias, túneles de vegetación, cascadas, vertientes, pequeños puentes y mucho silencio, o sea, el ambiente ideal. Y arribamos a la cuesta del Peregrino, una interesante subida que después del esfuerzo ofrece un mirador único. 

Rumbo a Sarmiento, localidad que resume historia.

Convencidos de que el paisaje se rige por una ley de compensación que alienta con nuevas fuerzas, seguimos adelante.       

Todo lo subido, lo bajamos por el faldón este de las Sierras Chicas, con dirección a la llanura todavía lejana en el horizonte. 

Superamos el cruce a Villa Albertina, por la ruta 17 bien señalizada y ante una encrucijada de caminos optamos por el de la izquierda con dirección a Cañada de Río Pinto. 

El paisaje serrano quedó atrás y comenzó una pradera productiva de largas extensiones de plantaciones de maíz y soja con los silos de almacenamiento.

Ya a la entrada de Cañada de Río Pinto, se observa un caserío disperso, chato, sencillo. 

La ruta se encuentra con la calle principal en una intersección donde está el bar y despensa La Esquina, una típica pulpería con los viejos carteles de gaseosa herrumbrados y las ofertas de picadas. 

Detuvimos la marcha e ingresamos al pueblo donde se destaca por el color y altura la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús del siglo XVIII y unos viejos galpones de ladrillo donde mucho tiempo atrás se acopiaba el tabaco que se sembraba en la región. 

Totoral, entre los muchos atributos que posee, destaca la tranquilidad.

Una añosa alameda nos condujo hasta la estancia La Verde cuya imagen nos hizo enmudecer. 

Un tajamar, gigantes eucaliptus y el casco de la estancia al estilo de las villas renacentistas. De blanca arquitectura con las huellas del tiempo en su fachada, una columnata la recorre y forma una galería.

Nos sorprendió la construcción de semejante magnitud en el lugar mientras bandadas de loras discutían alborotadas sobre los árboles. Las imágenes nos llenaron de tranquilidad y el viento suave nos refrescaba los rostros.

De nuevo en la ruta hicimos los 20 kilómetros que nos separaban de la localidad de Sarmiento, donde se encuentra la posta Los Talas, antigua construcción a la vera del Camino Real. Una verdadera pena el estado de abandono del lugar.

Pasamos junto al algarrobo histórico donde descansó San Martín en 1816 y en 1835 Facundo Quiroga. Tras bordear la plazoleta retomamos la travesía con rumbo norte. 

Cruzamos la ruta nacional 60 con mucha atención porque por ella circula tránsito pesado. 

Por el tramo siguiente avanzamos en soledad con el sol de la tarde que se perdía entre los maizales. Y como dice la canción a Totoral “dos leguas anduve al norte, por huellas de soledad, hice posta por el cinco y lo encaré a Totoral”. El cinco es un paraje donde hay una curva cerrada a cinco kilómetros de Totoral. 

Realizado el circuito de poco más de 100 kilómetros ingresamos a Totoral al amparo de los grandes plátanos del bulevar Martín Allende, entre luces y sombras. 

Nos esperaba una espectacular bagna cauda para reponer fuerzas y compartir en familia.

Una pintoresca villa

Tras una noche de descanso una mañana luminosa nos llevó a recorrer la pintoresca localidad de Totoral. La primera parada fue en Petit Café, frente a la plaza y muy cerca el Museo Octavio Pinto donde hay colecciones vinculadas a la vida de Octavio Pinto, poeta y pintor. 

Sobre la misma calle se encuentra la iglesia Nuestra Señora del Rosario de 1872, con murales de Aimé Paine, Lola Mora, Frida Kahlo, y Mercedes Sosa, entre otras. 

Más adelante un pizarrón en la vereda invita a conocer el Centro Cultural Clave de Fa donde compartimos mates, escuchamos música y nos involucramos en el quehacer cultural de Villa del Totoral.

El recorrido por las casonas, son más de 20 construidas entre los siglos 18 y comienzos del 20 resulta imperdible. Se destaca el valor arquitectónico y las historias y anécdotas políticas y culturales de otros tiempos que se atesoran entre esos muros. 

Infaltable una vuelta por el balneario sobre el río Totoral con buena infraestructura para acampar o disfrutar de una jornada y luego una visita al cerro de la Cruz, desde cuya cima se observa la localidad y el valle en el que se asienta.

Lo que hay que saber

Rutas. La nacional 38 es toda de asfalto y el tramo recorrido de la ruta provincial 17 de tierra consolidado. 

Precaución. Hay cruces de vados que crecen con las lluvias.

Servicios. En el ingreso a la ruta provincial 17 hay servicios básicos en distintos puntos.

Sarmiento. En esa localidad se puede conectar con el Camino Real para seguir su recorrido hacia el norte o el sur.

Villa Totoral. Ideal para hacer distintos circuitos de visitas culturales y naturales. 

Total del recorrido: poco más de 100 kilómetros.

Mapa con localidades de referencia: 

*Especial

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.