Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Conectate con la naturaleza en San Javier

Esta población de Traslasierra es un lugar ideal para perderse en el tiempo.

Por Redacción Voy de Viaje.

A unos 220 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en el Valle de Traslasierra, se encuentra un paraíso pintado de verde: San Javier.

Su plaza, sencilla pero pintoresca, es el punto de reunión del pueblo. Allí se puede admirar la iglesia, cuya torre blanca se destaca entre el verde de los árboles. Calles de tierra; árboles al costado del camino; y caballos, mulas y sulkies usados como medios de transporte forman parte del paisaje en este pacífico rincón de las Sierras.

Al caminar por el pueblo se pueden distinguir casonas de estilo británico, que marcan un contraste con el paisaje de montaña y con las casas de adobe, una imagen inolvidable del valle. 

En un punto, entrar a San Javier es sinónimo de volver en el tiempo. Es la sensación que genera, por ejemplo, la pulpería, que todavía sigue en pie y que es una parada obligada para los amantes de la fotografía. También se destacan en este sentido los almacenes, muy populares años atrás.

Otro rasgo que caracteriza a la población son sus artesanos; se pueden visitar sus talleres y comprar sus obras, elaboradas con todo tipo de materiales. Además, la población se encuentra totalmente preparada para recibir a sus visitantes, ya que cuenta con cabañas, hosterías y otros tipos de hospedaje.

En definitiva, se trata de un destino ideal para quienes disfrutan de la naturaleza, de las caminatas, de andar a caballo y de sacar fotos. Si la idea es alejarse del mundo, San Javier es la opción número uno.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.