Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Los Chorrillos: trekking y cascada a una hora de Córdoba capital

La Reserva Natural Privada Los Chorrillos, en Flor Serrana (Tanti), propone una caminata autoguiada de 14 kilómetros ida y vuelta hasta la cascada Los Chorrillos. Un recorrido para hacer todo el año.

Por Florencia Vigilante (Especial).

Chequeaste el clima del “finde” y viste que iba a estar despejado. Tenés ganas de hacer una escapada a las sierras pero no muy lejos; como para ir y volver en el día. La buena noticia es que en la provincia hay opciones para hacer senderismo más cerca de Córdoba capital de lo que te imaginás.

Una de ellas es el trekking autoguiado hacia la cascada Los Chorrillos, una de las más altas de Córdoba. Se ubica en la Reserva Natural Privada Los Chorrillos, en Flor Serrana (Tanti); y llegar desde la capital lleva sólo una hora. Además, en julio abre todos los días, por lo que la visita puede ocupar cualquier lugar en tu agenda de las vacaciones de invierno.

Si el día está lindo, el frío no es excusa. Los 14 kilómetros del trekking (ida y vuelta) hacen entrar en calor a cualquiera. La dificultad es baja y hay que ingresar entre las 9 y las 13.30, para poder hacer todo el camino con luz.

La ida lleva entre dos horas y media y tres, y la vuelta, entre una y media y dos, según el ritmo de caminata. Un buen dato es que los recorridos son diferentes: cambian los paisajes y la vuelta, por las características del territorio, se siente más liviana que la ida. 

 
 
 

:57 PDT

Bosques, vacas y arroyos

En el ingreso a la reserva, un guardaparque te registra, toma nota del horario de partida y da algunas indicaciones. Lo que hay que saber es que la ida tiene aproximadamente siete kilómetros y cinco postas (la última es la cascada), y que la entrada es arancelada: 300 pesos por persona y 220 para menores de 12 años.

El lugar está supercuidado y muy bien señalizado, con carteles en las postas que indican cuánto se avanzó en el camino y cuánto queda para la próxima parada, y otros con información sobre la reserva y las especies que la habitan. 

A lo largo del recorrido se atraviesan paisajes diferentes: hay bosques de pino con el suelo cubierto de pinocha, senderos abiertos rodeados por pastizales y arbustos bajos, arroyos quietos de aguas transparentes y vacas que pastan tranquilas mientras te miran pasar.

En esta época del año, como los arroyos tienen menor caudal, sólo hay que prestar atención a no meter el pie en el agua en un cruce; al resto los podés hacer caminando.

En el tramo que va de la cuarta posta a la cascada, el camino se hace más estrecho y hay que pasar por algunos escalones de piedra. Es la parte más “complicada” del circuito, pero estás a unos minutos de llegar.

115 metros

El primer contacto con la cascada es desde un mirador. Los 115 metros de altura que tiene el salto son impactantes: para que te des una idea, la cascada de Los Hornillos (Río Ceballos) tiene 10 metros y la de La Estancita (Salsipuedes), unos 13. Es casi 10 veces más alta.

Un poco más adelante hay helechos y tierra húmeda: marcan la ubicación de una vertiente donde podés recargar agua. Después, unas pasarelas de metal desembocan en las piedras que rodean a la cascada. Acá la podés ver de cerca y dimensionar su inmensidad. Aclaración: en invierno, esta parte tiene sombra todo el día, por lo que el aire es helado. Aclaración II: 15.30 es el horario máximo de permanencia en el salto de agua.

Unos minutos y varias fotos más tarde toca volver. Más que en la cascada, conviene almorzar en el mirador, al que le da el sol. La vuelta se hace por un camino tranquilo, con arbustos y pastizales y sin muchas variaciones. Ojalá te lleves el silencio del lugar, el aire frío de las sierras y la foto mental de Los Chorrillos desde el mirador.

En bici, también

Los fanáticos del cicloturismo pueden ir hasta la cascada en mountain bike. El circuito para bicis tiene una extensión de 20 kilómetros y es de exigencia media. Parte del camino tiene piedras flojas, hay bajadas que requieren técnica y varios cruces de arroyos.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: de Córdoba capital a Flor Serrana, Tanti, hay 53 kilómetros por RN 20, RP 28 y el Camino a Flor Serrana (cuatro kilómetros por calle de tierra). Se llega en aproximadamente una hora.

CUÁNDO IR: se puede visitar la reserva todo el año. Enero, febrero, julio y feriados: todos los días de 9 a 18. Resto del año: de jueves a domingo de 9 a 18. El horario máximo de ingreso es a las 13.30, para poder hacer el recorrido con luz.

ENTRADA: 300 pesos para adultos, 220 pesos para menores de 12 años. Consultar precios para grupos.

EL TREKKING: tiene 14 kilómetros de extensión (ida y vuelta) y dificultad baja.

QUÉ LLEVAR: agua (1 litro por persona es suficiente porque antes de llegar a la cascada hay una vertiente en donde se puede recargar), vianda (no se vende comida en la reserva), barrita de cereal o fruta. Ropa deportiva, calzado cómodo, abrigo (en invierno, la cascada permanece todo el día en la sombra), gorro y lentes de sol.

MÁS DATOS: en Facebook, Reserva Los Chorrillos (@loschorrillos).

 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.