Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Cascadas encantadoras en La Cumbrecita y alrededores

Cuando uno piensa en Calamuchita, normalmente se imagina lagos, cerros y bosques. Esta vez, la invitación es a pasear por algunos de los saltos de agua más lindos de la región.

Por Gustavo Scarpetta (Especial).

Desde épocas milenarias, el hombre buscó recuperar energía en los cursos de agua. En ese marco, las cascadas alegran cuerpo y alma, y en Córdoba hay muchísimas para conocer.

Esta vez, la invitación es a recorrer algunos de los saltos más lindos del Valle de Calamuchita. El viaje comienza en La Cumbrecita, una comuna con personalidad europea, donde nos encontramos con Juan Busaniche, coordinador de Turismo Recreativo del lugar.

Una alternativa aquí es emprender camino hacia la Cascada Grande, la más cercana a la localidad. La recomendación es ir siempre por los senderos marcados y, en las visitas más lejanas, contratar servicios de guías habilitados. En la Oficina de Turismo de La Cumbrecita se puede obtener un listado completo sobre los profesionales que realizan este trabajo.

Una excursión con destino triple

Desde la comuna se puede realizar una excursión con guía habilitado al cerro Wank, el río subterráneo y la cascada Escondida. El primer objetivo es subir al cerro, que está a 1.700 msnm –las fotos desde ahí son muy interesantes–. Luego hay que seguir caminando hacia el río subterráneo, que es en realidad el arroyo Wildbach. En un tramo de 50 metros, conforma una galería completa de piedras en donde uno se puede bañar en aguas subterráneas. El agua es muy fría y la experiencia es excitante.

Desde ese punto hay más de 30 minutos hasta la cascada Escondida, un salto de 15 metros con una olla profunda. Ahí la gente suele armar la merienda para juntar fuerzas para el retorno. El ruido de la caída del agua le brinda un marco especial al momento, y siempre hay alguno que intenta meditar en ese maravilloso entorno. Todos coinciden en que, a pesar del cansancio, llegar a este lugar vale cada paso de la travesía.

Maravillas en los alrededores

Desde La Cumbrecita también hay otros saltos para visitar. Busaniche sugiere la cascada Abanico, la del Socavón y la del arroyo Las Petacas. La primera está formada por el arroyo Almbach; tiene 15 metros de altura y una olla de cinco metros de profundidad. La del Socavón queda camino al Champaquí y es obligatorio ir con guía. Es una cascada de varios saltos y su belleza depende de las lluvias y del agua que trae. La cascada de Las Petacas, por último, es una de las más lindas de Córdoba por el paisaje que la rodea, conformado por piedras y mucho verde. Los que se animen pueden bañarse en esta ducha natural.

Otro plan, en Santa Rosa de Calamuchita, es visitar el salto ubicado en la Reserva Natural La Cascada, cuyo camino de ingreso está en cercanías del Hotel Ypora, sobre la ruta. El sendero es de dos kilómetros y se atraviesa diez veces un arroyo. Es una linda aventura para la familia. 

En un parque natural

A casi 130 kilómetros de La Cumbrecita, también en el Valle de Calamuchita, se encuentra el Parque Natural Los Vallecitos. Este lugar, de más de mil hectáreas, posee alojamiento, restaurante, animales, río, arroyos y saltos de agua.

Hay dos muy cercanos al complejo: Las Letanías y Los Atajadizos. El río Las Letanías conforma una de las cascadas más grandes de la región, un conjunto de saltos que puede observarse desde miradores naturales. Además, el propietario del complejo construyó una escalera especial para apreciar esta maravilla natural.

Por su parte, Los Atajadizos es diferente en tamaño a Las Letanías, pero igual de bella. Se trata de un conjunto de saltos que permiten al visitante bañarse en un hábitat formidable. En verano su caudal de agua es mayor.

También son de visita obligatoria el Salto del Tigre, la Cascada del Chingolo y la cascada Velo de la Novia, conformada en el arroyo del mismo nombre.

Sin duda, quienes lleguen hasta aquí se encontrarán con una de las zonas más bellas y desconocidas de Córdoba.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.