Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Canteras de Iguazú, otro pueblo fantasma cordobés

En su época de oro, contaba con algo más de 200 habitantes. Hoy se pueden visitar las viviendas abandonadas de aquellos trabajadores y la cantera de mármol y caliza.

Por Redacción Voy de Viaje.

Canteras de Iguazú fue una población ubicada en el departamento de Cruz del Eje, al noroeste de la provincia de Córdoba. Levantada en el año 1946, esta cantera se dedicaba a la extracción de mármol blanco, caliza y piedra sapo.

Alcanzó su apogeo en los años ’50 gracias al fomento a la industria nacional, la explosión de la construcción pública y la sustitución de importaciones. Su prosperidad logró que el lugar llegara a albergar a más de 100 familias y, posteriormente, se construyeron viviendas con baños comunitarios, una escuela, negocios y hasta una cancha de fútbol. 

ADEMÁS. ¿El pueblo fantasma más hermoso de Argentina?

PIEDRAS BLANCAS. El Mundial ’78 lo dejó sin habitantes

Las canteras fueron bautizadas en honor a las majestuosas Cataratas de Iguazú, ubicadas en la provincia de Misiones, debido a una franja vertical de piedra blanca que, a los lejos, parecía una gran cascada. 

Actualmente se puede visitar este pequeño caserío abandonado con paredes blancas donde se asoman cactus y arbustos, rodeado por un espejo de agua. Luego de este recorrido por el pasado, a 15 kilómetros de Characato recomendamos dar un paseo por las Minas de Oro Grueso, que datan del año 1800 y donde aún se pueden encontrar los utensilios de los mineros.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.