Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Aventuras por las aguas subterráneas de Córdoba

Córdoba es una de las provincias con más ríos subterráneos del país. En La Cumbrecita, Los Gigantes y Mina Clavero se puede disfrutar de estos rincones, donde el agua fluye bajo las piedras.

Por Gustavo Scarpetta (Especial).

Calamuchita, y más precisamente La Cumbrecita, tiene una variedad de aguas subterráneas que invitan al disfrute. Los arroyos Wildbach, La Puente (entre La Cumbrecita y Villa Alpina) y El Socavón son tres puntos que pueden visitarse desde este pueblo con estilo centroeuropeo.

El de mayor explotación turística es el Wildbach, tal vez por su cercanía al cerro Wank, punto de visita interesante. La caminata para llegar al río subterráneo se inicia en el centro del pueblo, con dirección al cerro que se encuentra a 1.715 metros de altura. Comenzamos cruzando el arroyo Almbach por un pequeño puente de madera, y arranca el ascenso. Llegar hasta la cima es una aventura en sí misma, y en todo el trayecto se observan bellísimos paisajes de las sierras y del pueblo. Recomendación: hay que llevar agua porque la caminata es intensa.

Luego del ascenso, empieza un tramo de unos 25 minutos con destino al arroyo subterráneo. En el camino, el Wildbach nos sorprende con una cascada de unos 20 metros en medio de vegetación increíble. Hay que tomarse un tiempo para disfrutar de este regalo. Hay que aclarar que las zarzamoras complican el trayecto, y es recomendable llevar pantalón largo y otra muda de ropa porque nos mojaremos en el arroyo.

Se accede por un canal de piedras, que hacen “de techo” al arroyo. Para ingresar, hay una “puerta” habilitada, y luego de cruzarla ponemos por primera vez los pies en el agua. Con el calor de la caminata, sumergirse es un placer. Algunos huecos entre las piedras dejan entrar rayos de luz, pero a medida que avanzamos en el pasillo que conforman el río y las piedras, hay más oscuridad. Una linterna frontal es una buena compañía.

En el fondo hay arena, por lo que es cómodo caminar. En algún momento de la travesía, el agua nos llega al cuello y quedamos cubiertos por un techo de piedra. Ese pasillo es una parte esencial de la aventura. Es realmente increíble estar allí, y vale cada paso y cada esfuerzo. Algunos se atreven a volver a pasar por el pasillo: lo caminan una y otra vez. Otros introducen todo el cuerpo para refrescarse.

No dan ganas de irse. Antes de volver al pueblo, se puede ir hasta la cascada Escondida. La aventura hacia el río subterráneo tiene una duración de entre 4 y 5 horas; si se visita también la cascada, son 7 horas.

Desde La Cumbrecita o desde Villa Alpina se puede conocer también el arroyo La Puente, cuyas aguas se pierden bajo tierra y reaparecen un kilómetro más adelante, río abajo. Para quienes quieran aprovechar para pasear por Villa Alpina, se trata del punto poblado más cercano al cerro más alto de la provincia, el Champaquí, y está ubicada a 1.340 sobre el nivel del mar.

El arroyo El Socavón es otro de los que se encuentran cerca de este pueblo. Tiene un sector subterráneo que forma unas cuevas con piedras, con agua de baja temperatura y en donde es muy útil el uso de linternas frontales. Muchos de los que ascienden al cerro Champaquí visitan este lugar como parte de la travesía, aunque es un sitio atractivo por sí mismo. 

En todos los casos, es necesario ir con guía habilitado. En el caso del Wildbach, el paseo cuesta 300 pesos por persona, y en temporada alta sale a las 9.30 todos los días.

DATOS. Información útil para conocer los ríos subterráneos de Córdoba.

Punilla también tiene

En Los Gigantes, la naturaleza brinda varias sorpresas. El río Yuspe, que luego es afluente del río Cosquín y cuyas aguas terminan en el lago San Roque, se vuelve subterráneo en algunos sectores, en donde las montañas y las piedras han conformado este extraño e interesante fenómeno.

El trekking necesario para llegar es de nivel moderado, y se requiere de cierta habilidad para ingresar. Ubicado a unos 30 kilómetros de Tanti, Los Gigantes brinda diversas opciones para conocer y visitar, siendo un destino muy requerido por los amantes de las caminatas.

En Mina Clavero

Punilla y Calamuchita tienen ríos subterráneos y Traslasierra no podía quedarse atrás. El río La Posta está ubicado en ese valle tan atractivo de Córdoba, en el centro de la Pampa de Achala, en el camino entre Carlos Paz y Mina Clavero.

Aquí el que se esconde es el río Panaholma, que nace cerca de allí y, por trabajos de derrumbes y por las mismas montañas, se hace subterráneo; mostrando sectores de mayor oscuridad y otros con algunas luces que ingresan entre las piedras.

Está ubicada a más de 2.200 metros sobre el nivel del mar y se llega luego de una cabalgata de dos horas.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.