Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Última llamada

“Volver a lo simple”: claves para generar valor en turismo

Invitado por Juan Toselli y Palladium, Jonatan Loidi capacitó a agentes de viaje cordobeses. Generar conexiones emocionales y ser auténticos en las redes fueron algunos conceptos centrales.

Por Redacción Voy de Viaje.

Cómo crear valor en turismo fue el eje de un evento organizado por Juan Toselli de la mano de Palladium Hotel Group, destinado a la formación de agentes de viaje cordobeses. Con esta medida, la operadora mayorista trascendió su rol de proveedora y se convirtió en capacitadora.

Así lo explicó Juan Toselli: “Con esta acción buscamos extender a la comunidad y a los agentes de viaje uno de los pilares de nuestra filosofía, que es la capacitación de la empresa a nivel global. Pensamos que debemos brindarles a nuestros clientes herramientas para que puedan enfrentar las situaciones mejor preparados”.

El encuentro se desarrolló el 22 de agosto en el Sheraton, y la charla estuvo a cargo del conferencista Jonatan Loidi. Generar conexiones emocionales con el cliente, mostrarse de manera auténtica en las redes y usar las nuevas tecnologías para optimizar resultados fueron algunos de los conceptos clave en su disertación.

“En un mundo donde todo se puede copiar, donde todo está al alcance de la mano o de un clic, hay que ser creativo y poner el foco en cosas que a veces vienen de la mano de lo más simple: atender bien a la gente, generar conexiones emocionales, que nos importen y hacerlos sentir importantes. Cuando entendemos eso, se genera la magia: los colaboradores se involucran y los clientes lo agradecen. No se trata de hacer feliz a una persona porque va a comprar, sino de entender que si nosotros ayudamos a que su vida mejore, nuestra vida mejora y se genera una cultura motivadora tanto para el cliente interno como para el externo”, sostuvo Loidi.

En cuanto a los ámbitos de aplicación de esta “economía de la felicidad”, señaló que hay que utilizar tanto el mundo offline (cara a cara) como el online, para aprovechar herramientas de segmentación y canales de comunicación y comercialización. La clave es digitalizarse “de manera humana”, mostrándose auténtico en las redes y con el foco puesto en la conexión con la gente.

¿Por qué generar valor? Porque se venden destinos, empresas o cadenas que muchas veces pueden comercializar sus productos de manera directa por internet. Para que un cliente elija una agencia, esta debe aportar más valor a través de sus servicios. El diferencial estará puesto en cómo cada una lo implemente.

Por otro lado, el conferencista aseguró que, a pesar de las transformaciones que vivió la industria del turismo en los últimos años, queda “un espacio muy grande” para el modelo tradicional. Las razones: para comprar en internet se necesita de una tarjeta de crédito, que esa tarjeta tenga cupo libre y que el producto elegido no requiera de interacción ni recomendación. En ese sentido, la torta se achica porque no todos cumplen con esas condiciones ni todos optan por comprar en internet. Eso sí: el modelo tradicional debe apuntar a la proactividad, a la innovación y a resolver problemas. “Es una transformación positiva y que hay que entenderla y avanzar, no queda otra”, agregó Loidi.

Un escenario volátil

Más del 95% de los productos que vende Juan Toselli es al exterior y cotiza en dólares, por lo que los cimbronazos cambiarios se sintieron en la empresa. “Nos afecta muchísimo. Los tickets sí los vendemos con el dólar de ayer, pero las transferencias que uno tiene que hacer al exterior para pagar los servicios son al instante. Si en el curso de la mañana el dólar subió, nos suben los costos y no tenemos forma de preverlo. La inestabilidad es el peor de nuestros enemigos, porque genera mucho ruido y parálisis. Veníamos muy bien hasta fin de abril pero a partir de mayo empezó esta volatilidad y estamos sufriendo las consecuencias”, describió.

Sobre el comportamiento actual del argentino a la hora de comprar viajes, señaló que algunos demoran la decisión y que otros viajan una vez cada dos años cuando antes lo hacían cada año. Y aseguró que la volatilidad “pone nerviosos” incluso a los que pueden seguir con el ritmo de viaje que tenían previsto.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.