Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Gastronomía

Un paseo suculento por el Mercado Norte

Conocer los mercados de las ciudades que visitamos es una experiencia tentadora en todos los sentidos y Córdoba no es ajena a este fenómeno.

Por Gabriela Sibilla (Especial).

Pensar en las principales ciudades del mundo sin tener en cuenta sus mercados gastronómicos resulta difícil. Una visita a Madrid implica incluir alguno de sus tantos mercados municipales: el clásico San Miguel, el moderno San Antón o el tradicional de la Paz. Barcelona, por su parte, invita a conocer La Boquería, donde centenares de locales y turistas se acercan en busca de productos frescos, y Roma abre cada mañana las puertas del eterno Campo dei Fiori, uno de los más pintorescos y bulliciosos de Italia. Pero no sólo Europa sorprende con estos espacios: en Tokio existe el pulcrísimo Tsukiji, donde se exhibe una variedad infinita de pescados y mariscos. Para quienes madrugan, es un espectáculo aparte presenciar la subasta del atún. 

Esta tendencia a explorar los mercados locales también forma parte de nuestra ciudad. Desde hace algunos años, el Mercado Norte viene ganando adeptos tanto entre quienes viven aquí como entre quienes nos visitan. El lugar ofrece una experiencia cultural auténtica, un diálogo entre vendedores y vecinos que expone de manera fiel las costumbres cordobesas. Y, además, brinda la posibilidad de comprar productos frescos, sabrosos y a buen precio. No es casual que la mayoría de los cocineros de Córdoba haga aquí sus compras.

El Mercado Norte tal y como lo conocemos abrió sus puertas en 1927, en el terreno en el que antes se ubicaba la plaza Marchena. El lugar acogió a los puesteros que previamente ocupaban la plaza. Hoy este espacio tiene para la ciudad un valor histórico, simbólico y arquitectónico relevante. De lunes a sábado, más de un centenar de locales abre sus puertas al público.

Costumbres culinarias

Se trata de una visita ideal para quienes quieran conocer qué se produce en Córdoba, ya que reúne en un mismo espacio productos de toda la provincia aptos para los clientes más exigentes. Entre los más solicitados están los cabritos de Quilino, salames de Oncativo y Colonia Caroya, quesos de cabra de Traslasierra, aceite de oliva, productos de la huerta y los clásicos alfajores.

En este sitio, las costumbres gastronómicas de nuestra Córdoba se ensamblaron a la perfección con las de quienes se fueron asentando en la ciudad. Un claro ejemplo de esto es Diran, que llegó a la Argentina en 1980 y desde entonces comparte con quienes lo visitan no sólo su comida (árabe y armenia) sino también su cultura. Otro referente desde los comienzos es La Cocina de Fazzio, manejada por una familia de inmigrantes italianos que sostiene la pescadería y la marisquería de generación en generación. Es un clásico con nombre propio que sumó un restaurante recientemente remodelado.

Además, para quienes están apurados o disfrutan del aire libre, el mercado tiene puestos de comida al paso, ubicados sobre el pasaje Cantacara. Cada mediodía se llenan de familias y trabajadores que eligen entre pizzas caseras, choripanes, sándwiches generosos y minutas con una excelente relación precio/calidad.

Por otro lado, puertas afuera y rodeando el mercado se encuentran productos típicos de la cocina peruana y boliviana. Principalmente se destacan los condimentos, como ají locoto, chiles, quillquiña, jengibre, hucataya, maíz morado y papa amarilla, entre muchos otros. 

Da gusto recorrer el mercado y es una visita que generalmente se repite aunque el panorama no varíe. Se disfruta al ver al carnicero ofrecer siempre la mejor carne, al verdulero intercambiar recetas y a algún turista embalando salames. Es un paseo para festejar lo cotidiano y recorrer, en unas pocas cuadras, las costumbres culinarias de varios países.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: la entrada principal del Mercado Norte está ubicada sobre la calle Oncativo 50; su ingreso trasero es por pasaje Cantacara y sus accesos secundarios, por calles San Martín y Rivadavia. Como referencia, se encuentra a 15 minutos a pie del centro de la ciudad. 

PASEOS: recorrer los alrededores de este lugar completa una visita pintoresca: la venta de productos se extiende puertas afuera, con mantas repletas de ajíes bolivianos, mandiocas y paltas.

GASTRONOMÍA: además de comprar productos, es posible comer en el mercado. Destacan los langostinos con salsa de ostiones y los ravioles de salmón de La Cocina de Fazzio. Delicias de la gastronomía armenia y árabe como keppe labanieh y musaka se pueden conseguir en Diran. Otro clásico es la Parrilla de Estación que, como su nombre lo indica, ofrece carnes asadas y también comidas tradicionales como un imperdible guiso de mondongo.  

MÁS DATOS: mercadonortecordoba.com

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.