Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Un desierto para descubrir el lado extremo de Mendoza

Las Dunas del Nihuil sorprenden con sus 30.000 hectáreas de arena. Un paisaje surrealista y cercano para agendar.

Por Redacción Voy de viaje.

Al sur de Mendoza se alza un paisaje imponente; las dunas se elevan a más de 200 metros y el sol se refleja con fuerza en cada granito de arena. A la redonda no hay nada más que horizonte dorado, y los senderos abiertos por las camionetas que duran hasta que el viento modifica la superficie de las elevaciones.

 

A pesar de su paisaje inhóspito, este desierto de miles y miles de hectáreas es de fácil acceso y se encuentra a tan solo 80 kilómetros de la ciudad de San Rafael. Su proximidad a ciudades grandes y su enorme extensión de arena lo convierten en un lugar único, cercano, e ideal para el turismo aventura.

Para romper termómetros

A la par de su belleza, se encuentra la dificultad de atravesarlo, por eso la única forma de internarse es a bordo de vehículos especialmente preparados y, por supuesto, con un guía entrenado para recorrer y distinguir los caminos que a cualquiera le podrían parecer iguales.

Además es una zona particularmente árida y en verano, cuando el sol pega sin sombra que lo amaine, la temperatura puede superar los 50°C. Esta condición climática suma al interés del paraje, que fue escenario de varias ediciones del Rally Dakar y del Desafío Ruta 40.  

Sus cimas son siempre cambiantes y sus vistas se prolongan hasta donde llega la mirada, lo que lo convierte en uno de los paisajes más peculiares y bellos del país. Una travesía inolvidable para internarse en uno de los lugares más inhóspitos de la provincia mendocina.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.