Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Turismo rural: cuatro castillos bonaerenses para enamorarse

Ideales si buscas destinos “distanciados”. Estas casonas se alzan en el interior de la provincia, entre arboledas y paisajes campestres, como ecos del siglo pasado.

Por Redacción Voy de viaje.

Conservados como museos, hoteles o simplemente como edificios patrimoniales, estos sitios guardan el encanto de antaño y en sus pasillos todavía retumban las historias señoriales de la aristocracia argentina. Te dejamos cuatro opciones para pasear:

La Calendaria, Lobos

Inmersa en un parque de palos borrachos y otras especies autóctonas se alza esta estancia de estilo europeo diseñada por un arquitecto francés. Como muchas casonas de la época, fue hecha con materiales del viejo continente y traída en partes por barco para ser ensamblada acá, incluida buena parte del mobiliario que se conserva aún desde finales de 1800. Un detalle: el parque fue ideado por Carlos Thays, el diseñador detrás de los Bosques de Palermo y el Parque Sarmiento cordobés.

Bella Vista, Castelli

Igual que La Candelaria, hoy esta casona se reconvirtió al turismo rural. El establecimiento calificado con 5 estrellas se encuentra enclavado entre 60 hectáreas de monte nativo típico de la Pampa Bonaerense. Además cuenta con dos restaurantes, “De Las Flores” que propone cocina internacional fusionada con cocina regional y “La Matera” que se dedica a comidas tradicionales de campo.

Castillo San Francisco, Rauch

Construido por una de las familias más renombradas de la Argentina de 1900, este palacete fue una de las más grandes y lujosas mansiones rurales de su época. Se diseñó con 77 ambientes, entre ellos 14 baños y dos cocinas. En 1965, luego de ser expropiado, se trasformó en reformatorio para jóvenes con problemas de conducta y en los 70 el castillo quedó abandonado. Actualmente la comisión de vecinos lo mantiene y tiene fama de ser un lugar embrujado.

Castillo Guerrero de Domselaar, San Vicente

Un lugar lleno de historia y testigo de una tragedia, el asesinato de Felicitas Guerrero, hija de la familia aristocrática dueña de la casona. A través de los años esta casa ha sido un punto de referencia en la zona de San Vicente. Por su misticismo y belleza fue elegido como set de filmación para varias películas. Se puede conocer en las visitas guiadas de los días domingos.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.