Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Potrerillos, amor de montaña

Ubicada a una hora en auto de Mendoza Capital se encuentra esta localidad; paisajes de cuadro y platos para hacer agua la boca.

Por Redacción Voy de viaje.

Un espejo de agua turquesa reflejando la eterna Cordillera de los Andes, silencio, aire de montaña y deporte de aventura, todo eso reunido en el mismo lugar. Un destino cercano e imperdible, Potrerillos, en el Departamento Luján de Cuyo, Mendoza.

Quizás la zona más visitada es su lago, dueño de una vista privilegiada, se ubica al pie de la Pre Cordillera y su agua turquesa y cristalina proviene del deshielo de las montañas. Aunque el paisaje ya es un espectáculo por sí mismo, y no se necesita más que una caminata para absorberlo todo, se realizan varios deportes náuticos, como navegación a remo y vela, además de pesca deportiva.

Adrenalina y gastronomía

La aventura tiene cita todo el año en este lugar atravesado por el Río Mendoza, un cauce de deshielo que fluye desde lo alto y es ideal para adentrarse en kayak. En este sitio funciona además una tirolesa que cruza el río, un circuito extenso para disfrutar el viento en la cara y la vista panorámica del Valle de Potrerillos y el Cordón del Plata.

Sumadas al entorno de ensueño, se encuentran las diferentes propuestas gastronómicas que, con productos regionales, prometen saciar al más hambriento. Abundan las empanadas, los chivitos y las humitas, por supuesto los platos se acompañan de una copa de vino de las bodegas locales. Y para merendar en invierno no falta la cocina que ofrezca churros y chocolatada caliente.

En invierno la oferta se amplía para abarcar varios centros de esquí y circuitos de senderismo donde apreciar los picos nevados, bien de cerca. Este enclave soñado es una parada imprescindible para adentrarse al paisaje andino.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.