Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Parque Nacional Los Alerces: explosión de naturaleza virgen

Ubicado en Chubut, este parque nacional estrena la distinción que le otorgó la Unesco como Patrimonio Mundial, gracias a sus árboles de hasta 3.000 años de antigüedad.

Por Patricia Veltri (Especial).

A medida que se avanza por la ruta provincial 71 desde Esquel (Chubut), llegando a la entrada que conduce a la Villa Futalaufquen del Parque Nacional Los Alerces, el paisaje va in crescendo en belleza, si eso es posible. En rigor, es que se va dejando adivinar en los recovecos de la geografía dominada por la cordillera de los Andes, ahora cubierta de nieve.

En la villa viven unas 150 personas que componen las familias del personal asignado a distintas tareas, como guardaparques, entre otros. Los chicos tienen su propia escuela, que incluye un vivero y materias con talleres relacionados con la naturaleza.

PATRIMONIO. El PN Los Alerces ya es Patrimonio Mundial.

Actualmente, el parque estrena la distinción otorgada por la Unesco como Patrimonio Mundial, dada la conservación de sus ejemplares de alerces que llegan hasta los tres mil años de antigüedad, y tras la evaluación de un comité por más de un año. El espacio se divide en senderos que se recorren en auto y que también pueden hacerse a pie en forma particular.

El muelle de puerto Limonao es la primera parada de este ingreso. El lago Futalaufquen se ofrece a la vista panorámica de color turquesa y, al asomarse sobre la baranda, se verá transparente hasta el fondo de piedra a varios metros de profundidad. Como medida de preservación, fueron cancelados los paseos en embarcaciones hasta el bosque de alerces. Esa excursión se hace ahora desde otro sector, según la época del año, y hay que consultar previamente. Al alerzal se llega sólo por vía lacustre hasta una pasarela que la recorre.

Aún si no fuera posible realizar esta actividad, el recorrido del parque mantiene su encanto. Algunos rincones son de cuento, como aquel en el que se ubica la hostería abierta a todo público, en medio de un bosque, rodeada por la cordillera y sobre la playa de un lago donde crecen arrayanes (de típico tronco color canela) y otras especies.

La cascada Irigoyen es una explosión de naturaleza que lleva al visitante a ser parte desde un sendero en subida, hasta llegar a un deck rodeado de vegetación donde salpica el salto de agua que cae con furia y mezcla las gotas de agua en el aire a contraluz de los rayos del sol que penetran entre los árboles.

Para datos de salidas al bosque de alerces y costos de entradas según la época: losalerces@apn.gov.ar. Tel: (02945) 471015/20.  

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.