Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Argentina

Palpitar del corazón de la selva

Quienes conocen Misiones sabrán de qué se trata esto de adentrarse en el centro de la selva y descubrir sus secretos. Alojarse en una posada, en una histórica plantación yerbatera, es una experiencia singular. Puerto Bemberg, a 25 kilómetros de las Cataratas. 

Por Redacción LAVOZ.

Esta es una historia más de cómo un establecimiento industrial deriva y se transforma en un emprendimiento turístico. Ejemplos hay muchos y basta con visitar Mendoza, donde muchas bodegas ya han hecho esa experiencia, para conocerlos.

En este caso es en otra latitud, otra geografía, completamente distintas: es Misiones, con su tierra pródiga y colorada; con su selva tupida y de intensos verdes, y con sus ríos de aguas profundas y turbulentas, la que convoca.

En 1924, los hermanos Otto y Federico Bemberg se instalaron en esa zona, 25 kilómetros al sur de las Cataratas del Iguazú, a tres kilómetros del río Paraná, frontera natural con Paraguay y fundaron lo que hoy es Puerto Libertad.

Los Bemberg crearon la compañía Safac, primera en el país por su producción de yerba mate, y más tarde, en el corazón de la selva misionera, levantaron la Posada Puerto Bemberg.

Hoy son 400 hectáreas convertidas en una auténtica reserva natural, con una biodiversidad y vegetación que la hacen un lugar ideal para descubrir los misterios de la selva. Ubicada a la vera del río Paraná y con un parque de árboles y plantas nativas de todo Misiones, la posada permite vivir una experiencia inolvidable con la magia de la naturaleza.

Qué hacer

Entre las principales actividades que los visitantes pueden realizar durante su estadía se incluyen caminatas por senderos que se adentran en la selva; observación de aves y fauna autóctona; visita a saltos de agua naturales; navegar por el río Paraná y excursiones de mountain bike para visitar minas de amatista y otras piedras preciosas.

Una de sus principales atracciones es el vivero, que cuenta con una amplia variedad de plantas autóctonas y se considera el más grande de Misiones. Forma parte de la base del proyecto de reforestación de especies nativas, en el cual cada huésped es invitado a ser parte con la plantación de un nuevo árbol para la reserva.

Además, la posada propone diferentes rincones y espacios mimetizados con el entorno de selva, para amenizar la estadía, entre los que se destacan el Mirador, la pileta, la Casa Bemberg, la capilla y el museo.

Posada Puerto Bemberg es un hotel de selva, con 14 habitaciones con capacidad para 30 personas, conserva intacta su historia desde 1924 y ofrece estadía con pensión completa y actividades, o bien la alternativa de alojamiento con media pensión. 

La posada, ubicada en la Ruta de la Yerba Mate, resulta ideal, tanto para las familias y grupos de amigos, como para parejas, que deseen pasar unos días de descanso en contacto con la naturaleza y con todo el confort.

Pero hay otra opción, la Casa Bemberg, con cinco habitaciones y capacidad para 12 personas. Este servicio se puede reservar bajo la modalidad full house, es decir, de uso exclusivo para un grupo o familia con el propósito de poder disfrutar de unas vacaciones en un espacio privado y con vista panorámica. 

Las habitaciones cuentan con muebles realizados con maderas de la zona, edredones de lana de llama, ropa de cama de algodón egipcio y artículos de aseo de primera calidad, además de aire acondicionado, calefacción, minibar y Wi-Fi gratuito en todas las habitaciones, entre otros amenities.

Lo que hay que saber

Cómo llegar

  • Por vía aérea hasta el aeropuerto Iguazú y desde allí, se toma la ruta nacional 12 hacia la izquierda. A 32 km está Puerto Libertad; ingresa al pueblo y lo cruza por avenida Perón hasta donde termina el asfalto. Por la calle Fundadores Bemberg, a unos 2,5 km se encuentra la entrada a la posada.
  • Por tierra, desde Posadas circulando por la ruta nacional 12 hacia el norte, una vez que se supera El Dorado y Puerto Esperanza, se llega a Puerto Libertad.

Alojamiento

  • Posada Puerto Bemberg, habitación Superior doble 140; suite doble, 210.
  • Posada & Selva, habitación Superior doble, 240; suite doble, 275.
  • Casa Bemberg, una a seis personas, pensión completa, sin actividades, 1.000; con actividades, 1.600.

* Las tarifas son expresadas en dólares (oficial al tipo de cambio vendedor del día), por noche, por persona, con IVA incluido. Los argentinos tienen un 20% de descuento sobre las tarifas publicadas.

Incluye: alojamiento con pensión completa (plato del día servido en la casa en horarios preestablecidos) y bebidas sin alcohol durante las comidas; uso exclusivo de la pileta de Casa Bemberg y áreas comunes a la Posada; servicio de mucama, y mozo exclusivo de la casa.

Contacto: teléfono (+54 3757) 49 6500 Info@puertobemberg.com www.puertobemberg.com

Temas: #Selva #Misiones

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.