Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Argentina

Otros atractivos turísticos

Por Redacción LAVOZ.

Como no podía ser de otra forma, El Calafate tiene una avenida Costanera sobre el lago Argentino que se llama Presidente Néstor Kirchner, quien murió allí en 2010.

La casa de los Kirchner se ha convertido en otro atractivo turístico, pese a su discreción, cubierta de árboles y precedida a pocos metros por una cabaña, construida para la custodia presidencial.

Está a la vuelta del hotel “Los Sauces Casa Patagónica”, a sólo tres cuadras del centro. Ese hotel es propiedad de la Presidenta, pero es administrado por otra empresa.

Lo mismo ocurre con el otro hotel de los Kirchner, “Alto Calafate”, que se encuentra en la falda del cerro El Calafate, al ingreso de la ciudad.

El apellido Kirchner, de todos modos, se remonta mucho más allá de la Presidencia o de la gobernación de Santa Cruz. El tío abuelo de Néstor, Claudio, fue un fotógrafo a quien se le encomendó la misión de acompañar en 1921 a las tropas que llegaron hasta El Calafate, en el marco de las históricas protestas de peones rurales por mejoras laborales y que terminaron en un baño de sangre. 

Las fotografías de aquel Kirchner en Estancia Anita, lugar de la masacre de peones, son hoy documentos históricos. En las puertas de esa estancia, ubicada en las afueras de El Calafate, se construyó en 2000 un cenotafio en honor a las víctimas de aquellas huelgas. El lugar fue incorporado a la lista de espacios de memoria por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.