Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Curiosidades

Los niños que durmieron más de cinco siglos a 6.000 metros de altura

Una niña de seis años, un niño de siete y una adolescente de 15 son las famosas “Momias de Llullaillaco”, halladas hace 20 años en la cima del volcán salteño. Se pueden visitar en el Museo Arqueológico de Alta Montaña de Salta.

Por Redacción Voy de viaje.

La historia dio la vuelta al mundo hace poco más de 20 años, por el estado de conservación de los cuerpos, por las condiciones en que fueron hallados, por la historia de sus sacrificios.

Aunque desde mediados del siglo 20 existían indicios de que en el volcán Llullaillaco, en el noroeste de Salta, existían vestigios de culturas precolombinas, recién tras una expedición de National Geographic Society fueron descubiertos estos “niños del volcán”, en el sitio arqueológico más alto del mundo.

Hoy, se han convertido en una atracción ya que una parte de aquellos descubrimientos se exhiben en el Museo de Arqueología de Alta Montaña de Salta, que cuida las condiciones de temperatura, humedad e iluminación necesarias para la protección de este patrimonio. 

Los cuerpos hallados en marzo de 1999, a 6.739 metros sobre el nivel del mar, habían sido sacrificados por los incas, y estaban rodeados de 46 objetos que integran su ajuar mortuorio, con estatuillas, textiles, tocados de pluma, entre otros.

Al niño se lo encontró sentado con su cara dirigida hacia el sol naciente. En 2004, un estudio encontró sangre y saliva en un paño sobre su cuello. Aunque se supuso una muerte violenta, otros estudios aseguran que puede haber sido producto de un edema pulmonar por el ascenso de un niño de 7 años a semejante altura.

"La Doncella", la adolescente de largo cabello y pequeñas trenzas, lucía un importante tocado de plumas blancas y un vestido color marrón claro. 

"La Niña del Rayo" se encontró sentada, con las piernas flexionadas y la cabeza erguida mirando hacia el suroeste. La descarga de un rayo la alcanzó y dañó parte de su cuerpo, y por eso se la conoce con ese nombre. 

"La Niña del Rayo". Foto: Museo de Alta Montaña.

Estiman que el sacrificio habría ocurrido entre 1480 y 1532, en una ceremonia conocida como "capac hucha" o "capac cocha". Los tres cuerpos podrían pertenecer a familias nobles, elegidos para el ritual desde el mismo nacimiento. 

En el museo salteño no sólo se exhibe la colección, sino que también se ha creado un ámbito para acercarse al mundo andino a través de la Arqueología de Alta Montaña, y desde allí comprender el universo Inca y sus costumbres ceremoniales. 

Cuenta con laboratorios, espacios de investigación y salas de exposiciones, con modernas tecnologías e innovadores métodos museográficos.

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.