Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Argentina

Neuquén: la nieve ya está esperando

La neuquina ciudad de San Martín de los Andes consolida su oferta con propuestas clásicas e innovadoras que la posicionan como un destacado centro turístico. Cuando llega el invierno austral, el cerro Chapelco es protagonista con los deportes de nieve.

Por Redacción LAVOZ.

Dentro de la geografía neuquina, San Martín de los Andes ocupa un paisaje de película, enmarcado por la cordillera de los Andes y la costa este del lago Lácar.

La ciudad fue fundada en 1898, como último bastión patagónico en la Campaña al Desierto, controvertida avanzada en contra de los pueblos originarios. Mucho tiempo ha transcurrido desde aquel entonces y San Martín de los Andes tiene una larga trayectoria turística, que la erige entre las maravillas de la región patagónica.

A 20 kilómetros de esa urbanización está el cerro Chapelco, afamado centro de esquí que ya comenzó a pintarse de blanco y según el pronóstico meteorológico las nevadas continuarán, lo que genera grandes expectativas para la apertura de la temporada, el próximo sábado 21. 

El cerro Chapelco tiene una altura de 1.980 metros sobre el nivel del mar, con pendientes que oscilan entre los 20 y 45 grados de inclinación.

El centro de esquí cuenta con 22 pistas con diversos niveles de dificultad, que se extienden a lo largo del área esquiable.

Universo blanco

Las caminatas con raquetas atraen a deportistas principiantes e incluso a avanzados esquiadores, que encuentran en este estilo de esquí una forma de volver a la naturaleza. La nieve en sí misma provoca un efecto acústico muy particular, pues en el recorrido se vive un silencio absoluto. Los paisajes sorprenden a cada paso, porque la arboleda se ofrece como un telón para un escenario magnífico.

Las caminatas con raquetas es una actividad que cada año suma más adeptos, ya que no tiene un gran nivel de exigencia y es recomendable para toda la familia y también para personas mayores, que participan de los circuitos guiados incluso de noche.

Para los más expertos, existe el esquí nórdico, disciplina que permite recorrer grandes distancias en forma rápida y ligera. 

La técnica para descenso es la misma que en el esquí alpino o tradicional (se usa la cuña, el paralelo y las mismas posturas corporales). Si bien hay botas específicas para la práctica, en general se usan las mismas que en el esquí tradicional.

Las tablas tienen en la parte de abajo una piel sintética (llamada piel de foca) que permite el desplazamiento hacia delante y evita que se deslice hacia atrás.

En la ciudad

San Martín de los Andes mira a la costanera del lago Lácar, donde un muelle turístico es el punto de partida de las principales actividades acuáticas, supervisadas por la Prefectura Naval Argentina. Allí también se inician las excursiones que visitan el balneario de Quila Quina y el área de Hua Hum.

Del mismo modo, la famosa Ruta de los Siete Lagos, un tramo de la emblemática ruta nacional 40 que enlaza la ciudad de San Martín de los Andes y Villa La Angostura, es uno de los recorridos más requeridos a la hora de conocer la provincia de Neuquén.

De traza serpenteante, mitad asfalto y mitad ripio, el camino avanza entre bosques tupidos, lagos glaciares, ríos cristalinos y cascadas.

Para los que gustan de aventuras, un clásico es llegar hasta el volcán Lanín y el lago Huechulaufquen, circuito en cuyo derrotero se visita la iglesia Laura Vicuña, en Junín de los Andes, un paseo de artesanos, se almuerza con una comunidad mapuche y se cierra con una caminata a la cascada Saltillo.

Otras actividades 

El canopy consiste en un circuito formado por un sistema de plataformas de madera y otros elementos de sujeción, montados en árboles y unidos mediante cables de acero, por los cuales se deslizan los intrépidos que experimentan la sensación de estar volando.

En cuanto al trekking, la propuesta denominada caminata al Mirador Bandurrias es una de las más accesibles e ideal para compartirla con toda la familia. 

Se trata de un circuito de aproximadamente 45 minutos que llega al mirador, un balcón natural.

Finalmente, los fanáticos de las cabalgatas en la nieve también tienen su posibilidad de recorrer la montaña por las sendas del Parque Nacional Lanín, cargadas de historias, que hablan de pioneros, sueños y aventuras. 

Cada una de ellas, a su manera y acompañada del ritual del mate, el asado y los cielos estrellados, se convierten en una inolvidable experiencia. 

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.