Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

La Trochita: un viaje al pasado

En Esquel es posible subirse a este tren con locomotora a vapor y vagones de 1922.

Por Patricia Veltri (Especial).

La fascinante experiencia de remontarse en el tiempo a 45 kilómetros por hora, pegado a la Cordillera de los Andes en la Patagonia argentina, se vive en La Trochita. Se trata del tren conformado por locomotora a vapor y vagones belgas de 1922 que ofrece un viaje turístico de tres horas desde Esquel, en la provincia de Chubut, tal como se hacía cuando funcionaba como medio de transporte de pasajeros y de carga.

El tren, bajo la órbita por entonces de Ferrocarriles Argentinos, fue inaugurado en 1945 para unir 402 kilómetros, desde Esquel hasta Ingeniero Jacobacci (Río Negro). Tenía vagones de primera clase con asientos acolchonados y de segunda con asientos de madera; además de una salamandra a leña que alimentaban los propios pasajeros. Son los mismos que se usan hoy y están intactos, con la diferencia de que la tarifa es la misma y la categoría que toca, toca. 

ESQUEL. La Hoya se prepara para la Fiesta Nacional del Esquí.

Adopta el nombre de La Trochita, justamente, por la trocha angosta del tendido de vías de un ancho de 75 centímetros. Originalmente, podía hacerse conexión con el llamado “tren grande” que llegaba hasta Buenos Aires.

Funcionó así hasta la década de los ’90, cuando el Gobierno nacional decidió su cierre. La provincia de Chubut continúa el servicio convertido en turístico mediante una concesión para un tramo que inicia desde un nuevo edificio, ubicado a escasos metros de la estación histórica, devenida en museo. Allí se exhibe tal cual la oficina del jefe de estación, con su teléfono de pared a manija y la boletera, por ejemplo.

El viaje en el tiempo hoy conduce en una hora hasta la localidad Nahuelpan. Allí, una parada de 50 minutos se usa para visitar un museo de culturas originarias y una casa de artesanías. Y luego regresa. En el tren funciona un bar pero los pasajeros pueden llevar su equipo de mate y vianda.

Durante los meses de agosto y septiembre, la frecuencia es sólo de días sábados y es necesario todo el año sacar los tickets con anticipación. Existe una variedad de tarifas con bonificaciones. El pasaje general cuesta $ 750 pero puede llegar a pagarse $ 450 y $ 270; los menores de 5 años no pagan pero no tienen derecho a asiento.

Para conocer horarios y tarifarios y contratar, consultar en latrochita.org.ar.

Temas: #Esquel
2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.