Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para recorrer la Ruta del Vino en Mendoza

Conocé los secretos que guardan algunas bodegas de la provincia del vino. 

Por Pierre Dumas (Especial).

CÓMO LLEGAR: Aerolíneas Argentinas vuela entre Mendoza y Córdoba sin escalas. El pasaje cuesta unos $ 1.500 ida y vuelta entre un jueves y un domingo. 

PARA PASEAR. Mendoza alta gama.

ALOJAMIENTO: en el Valle de Uco, The Vines of Mendoza propone casas lujosamente equipadas (las llaman villas). Está en el kilómetro 11 de la ruta provincial 94, en Tunuyán. A partir de $ 11.000 por noche los fines de semana, incluyendo conserje personal, desayuno, visita a los viñedos y degustaciones. Más info: vinesofmendoza.com.

GASTRONOMÍA: no hace falta alojarse en The Vines para acceder al Restaurante Siete Fuegos. Abre todos los días de 12.30 a 16 y de 20.30 a 23. Reservas: 7fuegos@vinesresortandspa.com.

La Bodega Norton está en el kilómetro 23,5 de la ruta provincial 15, en Perdriel. Reserva de las actividades a turismo@norton.com.ar.

MÁS DATOS: turismo.mendoza.gov.ar, destinoargentina.com.ar

Detalles: Experiencias

Para completar la visita.

Una cocina, siete fuegos. El restaurante de Francis Mallmann está en el resort The Vines of Mendoza, en el Valle de Uco. La cocina al aire libre está organizada alrededor de siete tipos de fuegos, como lo indica su nombre y la cocina que el chef mediatiza en todo el mundo. La carta se renueva cada temporada según los productos locales disponibles, y no está basada únicamente en carnes. Mallmann está presente sólo en ocasiones especiales. El resto del año, la cocina está cargo de Diego Salvador, un chef que se formó con él durante muchos años.

El manzano de la historia. Donde termina el Valle de Uco, las montañas forman una barrera que parece infranqueable pero no lo es. Dos siglos atrás, el general San Martín y sus tropas las cruzaron en su regreso de la Campaña de Chile. Se cuenta que el Libertador reposó al pie de un manzano en aquel valle, por lo que el árbol se convirtió en un símbolo histórico. Fue perpetuado gracias a un retoño; hoy una vigorosa planta que dio nombre a una villa turística.

Un catálogo de cepaje. La uva emblemática de Mendoza –y de la Argentina– es el malbec. En The Vines es también la variedad más plantada en superficie. Pero en ese “private vineyard” convive con el mayor abanico de cepajes del país. Cada propietario de parcela elige el tipo de uva que quiere plantar y por esta razón se ha llegado a más de 50. Algunos lo fueron a título experimental, por lo que The Vines es también una especie de laboratorio vitícola. 

Botellas con cristales. Desde hace varias décadas, la Bodega Norton pertenece al grupo austríaco Swarovski, que produce industrialmente cristales que se declinan en joyas pero también en objetos de colección (son famosas sus series de animales o de personajes de Disney). En Perdriel, la cristalería adornó algunas botellas de los vinos más emblemáticos de la bodega Norton. Fueron series limitadas para coleccionistas que actualmente no están más a la venta, pero se pueden ver algunas en los showrooms de la bodega. 

Enólogo por un día. Con esta propuesta, la bodega Norton abre sus puertas y sus conocimientos de una manera distinta. Todo empieza con una visita tradicional de las instalaciones, seguida por una degustación. Luego se invita a los participantes a pasar a una sala para crear el blend que más expectativa les genera, basándose en lo que vieron y escucharon durante la visita y las charlas previas. La actividad termina con el diseño de la etiqueta de la botella que cada uno se lleva de recuerdo a casa. 

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.