Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para enamorarse de El Leoncito

Disfrutá de una visita a este lugar de ensueño. 

Por Graciela Cutuli (Especial).

CÓMO LLEGAR: hay 715 kilómetros entre Córdoba capital y El Leoncito, por las RN 20 y 153. No hay vuelos directos entre Córdoba y San Juan, pero una opción es volar a Mendoza (hay vuelos directos de Aerolíneas Argentinas a partir de $ 1.200) y luego recorrer por tierra los 220 kilómetros restantes, por las RN 7 y RN 149. En bus hay pasajes Córdoba-San Juan desde $ 1.400 por tramo.

CÓMO MOVERSE: si bien se pueden tomar excursiones, la mejor manera de moverse es en vehículo propio. Se lo puede alquilar en San Juan capital; un auto económico cuesta a partir de $ 1.300 por día.

ALOJAMIENTO: Barreal es el centro de servicios y hospedaje. El hotel Acrux, uno de los mejor instalados, se encuentra en el Callejón Ferrer s/n, en un amplio predio con wifi, piscina y vista a la cordillera. Tel.: 0264 4752826. 

GASTRONOMÍA: en San Juan hay que probar un corte típico para el asado que se llama “punta de espalda”. Corresponde a la carne por encima de las costillas y debajo del matambre, con una forma muy parecida… al mapa de San Juan. También son imperdibles las empanadas sanjuaninas y, por supuesto, los vinos de una de las provincias más vitivinícolas de la Argentina. Completar el menú con hierbas aromáticas, nueces y dulce de membrillo.

MÁS DATOS: apn.gov.ar.

Info

Opciones

Pueblos y paisajes.

Oasis sanjuanino. El Barreal es el pueblo más cercano al Parque Nacional El Leoncito, un paisaje de álamos y casitas bajas que es en realidad un oasis donde se cultivan hierbas aromáticas como orégano y menta, ajos de exportación y otras hortalizas. No hay que dejar de pasar por las casas de regionales que ofrecen conservas, frutos secos y lo mejor del lugar recién cosechado.

Siete montañas. El Cordón del Ansilta es la cadena montañosa que se ve con claridad desde el mirador del Parque Nacional El Leoncito. Entre sus cimas nevadas se destaca el cerro El Mercedario, famoso entre los escaladores por el desafío que implica llegar hasta la cima de la que se considera la segunda montaña más alta de las Américas después del Aconcagua.

¿Puma o cactus? El origen del nombre El Leoncito no está del todo claro: con seguridad deriva de la estancia así llamada, a partir de la cual se fundó el parque nacional, pero no se sabe si el “leoncito” en cuestión es un puma (son frecuentes en la zona) o un cactus que tiene el mismo nombre y crece en las cercanías del Cordón del León.

Pueblo colonial. Tamberías es uno de los pueblos a visitar sí o sí en las cercanías de El Leoncito. El municipio local inició una gran obra para recrear el San Juan colonial, recuperando la fachada tradicional de las casas de adobe y devolviéndoles muebles originales y otros elementos del siglo XIX. Así se recuperaron por ejemplo la escuela Paso de los Andes, fundada por Sarmiento, y al menos una veintena de casas de familias de la zona.

Valle de la Luna. Parece casi natural recorrerlo en conjunto con El Leoncito, del que lo separan más de 400 kilómetros. Esta vez la luna ya no aparece en el cielo sino en la tierra misma, con formaciones geológicas que van del blanco al rojo, y sobre todo la famosa silueta del Hongo recortándose contra las paredes sedimentarias del valle lunar. La visita se hace en caravanas de autos guiadas por un guardaparque.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.