Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para disfrutar de las Cataratas

Por Cris Aizpeolea (Especial).

CÓMO LLEGAR: en avión: Flybondi tiene cuatro vuelos semanales directos de Córdoba a Puerto Iguazú, desde $ 3.348. Reservando a través de buscadores con mucho tiempo de antelación, es posible ir y volver a Cataratas por $ 2.600 (Latam, con escalas), o por Aerolíneas Argentinas, a $ 3.100. Para viajar en octubre/noviembre, los pasajes de ambas empresas duplican esos valores.

En bus: desde Córdoba, hay paquetes de seis días y cuatro noches, con alojamiento en hoteles 3 y 4 estrellas, generalmente del lado brasilero, por $ 7.200. Hay opciones de cuatro días por $ 6.100. Incluyen visitas a las minas de Wanda y las ruinas de San Ignacio, city tour en Puerto Iguazú y las cataratas de ambos lados. No incluyen ticket de ingreso a los parques. 

PAISAJES. Cataratas, ¿lado A o lado B?.

EN BOLETERÍA: del lado brasilero, abre de 9 a 17 y los residentes del Mercosur pagan 50 reales ($ 500). Incluye el colectivo con parada en distintas estaciones y el ascensor panorámico con vista a la Garganta del Diablo. Del lado argentino, nacionales pagan $ 310 (niños $ 100, jubilados $ 60). Abre de 8 a 18, y se ingresa hasta las 16. La entrada sirve para volver al otro día, abonando la mitad, y habilita para recorrer todos los circuitos y tomar el tren ecológico. Ambos parques reciben tarjeta.

PASEOS EXTRA: Brasil propone el Macuco Safari, una aventura de tres horas que combina caminata por la selva y travesía en gomón, con colación incluida, por 215 reales ($ 2.150, ver en macucosafari.com.br). Del lado argentino, se recomienda el Paseo Gran Aventura, de 80 minutos, que incluye una travesía en vehículo por la selva y paseo en lancha que concluye con el espectacular “bautismo”. Llevar otra muda de ropa. Cuesta $ 1.500 y no admite niños menores de 12 años ni mujeres embarazadas. Para todo público, está el  Paseo Ecológico, de 30 minutos, navegando la costa del río Iguazú superior, $ 400 (iguazujungle.com).

CÓMO MOVERSE: del aeropuerto a hoteles de Puerto Iguazú, un remis cobra $ 600, y hasta Foz de Iguazú, $ 1.000, parando en el puesto fronterizo para los trámites de migración. Alquilar un auto sale $ 1.500 diarios. En Puerto Iguazú, el colectivo hasta el parque cuesta $ 85 y otro tanto de regreso. Para varias personas, conviene contratar un remis, a $ 850 ida y vuelta. 

ALOJAMIENTO: del lado brasilero, se sugieren hoteles sobre la ruta 469 a las Cataratas, tales como San Juan Eco, Colonial, Carimá o Nacional Inn, con tarifas desde 190 reales la habitación doble con desayuno. En Puerto Iguazú, existen confortables opciones en pleno centro, como el hotel Saint George, Merit, Posada La Sorgente, a $ 3.100.

Detalles

Curiosidades

Historia y más.

Palabra de andaluz. Dicen que en 1541, cuando el adelantado Alvar Núñez Cabeza de Vaca vio por primera vez las Cataratas del Iguazú, se fue corriendo a escribir: “El río da un salto por unas peñas abajo muy altas, y da el agua en lo bajo de la tierra tan grande golpe que de muy lejos se oye. Y la espuma del agua, como cae con tanta fuerza sube en lo alto dos lanzas y más”.

Hombre de visión. El primer dueño de las tierras fue Gregorio Lezama, quien entendió que tenían escaso valor y las vendió en un remate público. “Bloque de selva que linda con varios saltos de agua”, decía el aviso. Fueron incorporadas a patrimonio público durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen. Es Parque Nacional desde 1934 y una de las Nuevas 7 Maravillas Naturales del Mundo desde 2011.

“O mais grande do mundo”. Del lado brasilero, el Parque Nacional se creó en 1939 y contempla una superficie de 185 mil hectáreas. Es la mayor reserva de bosque atlántico de todo Brasil y la primera reserva de ese país en ser declarada Patrimonio Mundial Natural de la Unesco, en 1986.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.