Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para conocer Catamarca

Un paseo distinto por la provincia de Catamarca.

Por Graciela Cutuli (Especial).

CÓMO LLEGAR: hay 439 kilómetros entre Córdoba y San Fernando del Valle de Catamarca. Desde la capital catamarqueña hay 279 kilómetros –por las RN38 y RN60– hasta Tinogasta, comienzo de la ruta del adobe. En avión, de Córdoba a Catamarca es preciso pasar por Buenos Aires. En ómnibus hay pasajes por unos $ 650.

PASEO. Por la ruta del adobe en Catamarca.

CÓMO MOVERSE: la mejor forma es recorrer la ruta en auto, parando a gusto en cada localidad. También se organizan visitas guiadas desde Tinogasta o Fiambalá. En Fiambalá hay remises para ir hasta las termas.

ALOJAMIENTO: la Hostería Municipal de Fiambalá (Tel.: 03837-496291) cobra $ 1.000 la habitación doble con desayuno. En el Hostal de Adobe Casagrande, en Tinogasta (Tel.: 03837-421140), se puede dormir por a partir de $ 1.400 la habitación doble con desayuno.

GASTRONOMÍA: en Tinogasta se recomiendan Finca La Sala (RN 60, km 1315), que ofrece empanadas, locro, cabrito y vinos locales en una casona de adobe, y Casagrande (Moreno 801), desde $ 200 por persona. En Fiambalá, Trinidad Restó-Bar prepara sándwiches y pizza desde $ 100.

MÁS DATOS: turismo.catamarca.gob.ar

Info: Atractivos

En la zona.

El camino. El viaje entre Tinogasta y Fiambalá abarca 55 kilómetros de los casi 800 de la ruta nacional 60. En este tramo está totalmente asfaltada y, si se sigue su recorrido hacia el oeste, se habrá llegado al paso fronterizo San Francisco y la espléndida “ruta de los Seismiles”, donde se encuentran los volcanes más altos del mundo –como el Pissis y el Ojos del Salado–, la gran mayoría de altura superior a los 6.000 metros.

El Museo del Hombre. Su visita, en Fiambalá, enriquece toda la experiencia de la ruta. Tiene cinco salas consagradas a las cerámicas, los minerales, los Seismiles y las momias halladas en excelente estado de conservación cerca de la ciudad, cuando se construyó la ruta nacional 60. También se puede conocer con visitas guiadas.

Calidez y descanso. Antes de la ruta del adobe, Fiambalá ya era famosa por sus termas. El agua surge a 51°C y se va enfriando hasta los 18°C a medida que baja por las piletas naturales que se forman sobre la ladera de la montaña. Están rodeadas de un espectacular paisaje natural, a unos 10 kilómetros de la ciudad, y ofrecen servicios básicos a los visitantes.

Arte al paso. El Oratorio de los Orquera es uno de los puntos principales de la ruta del adobe, no sólo por la construcción en sí sino por las obras de arte que guarda: una Virgen María amamantando de 1717, un Cristo Crucificado y un San Antonio oriundo de la localidad boliviana de Chuquisaca.

Sabor norteño. Tinogasta es una zona productora de aceitunas, uno de los productos estrella de Catamarca. La ruta del adobe se puede acompañar con los sabores de la provincia: aceite de oliva, quesos de cabra y vinos son algunos de los principales, profundamente marcados por el clima de altura, así como los pimientos y las nueces.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.