Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Gaiman, un pedacito de Gales en la Patagonia

La comuna comenzó a poblarse en la década de 1870 por los colonos galeses que arribaron al sur argentino, y en especial a esta zona de Chubut.

Por Redacción Voy de viaje.

Entre hebras de té y construcciones de arquitectura clásica, las callecitas de este pueblo te trasladan a lo que podría ser cualquier pequeña población en el Reino Unido, pero a pocos kilómetros de casa.

Del otro lado del océano

Gales es una nación ubicada en una península al oeste de Gran Bretaña, limita al oriente con Inglaterra y al occidente con los mares de Irlanda.

¿Cómo llegó parte de su cultura a este lado del mundo? Resulta que a finales de 1800 muchos galeses se trasladaron a la zona patagónica en busca de mejores oportunidades para sus familias y rápidamente comenzaron a afincarse y trabajar sus tierras tal como lo hacían en su patria natal.

Sus costumbres, la arquitectura, la tradición y hasta el idioma, se conservan en los pobladores actuales. Una de esas herencias, y quizás la más famosa es el té, que es aquí todo un ritual. Preparar esta infusión es casi un arte y se acompaña en general con una torta galesa; un budín perfumado y oscuro, todo un ícono de Gaiman, del cual cada confitería tiene su propia receta.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Buen día #viveargentinaok

Una publicación compartida por Dirección de Turismo Gaiman (@turismo.gaiman) el8 de Oct de 2019 a las 6:27 PDT

El pueblo, además, fue el lugar elegido por lady Di para tomar la merienda, cuando visitó Argentina en 1995, y la confitería donde se sentó luce con orgullo una placa que lo recuerda. La postal se completa con los pinos, el aire fresco y la atmósfera pueblerina que se percibe en la tranquilidad de sus alrededores.

En medio de este panorama la única inquietud es ¿Cómo hacer para probar los menús de todas casitas de té?

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.