Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

En el restaurante más viejo del país se prohibía hablar de religión o política

Para superar "la grieta", que ya existía desde el siglo 19, nació una fonda llamada El Imparcial. Hoy, mantiene sus tradiciones intactas. 

Por Redacción Voy de Viaje.

"Ni partidos políticos ni religión". Ésa era la consigna de don Severino García, fundador del restaurante más viejo de Buenos Aires y de la Argentina.

García fue un emigrante español que compró en 1860 un solar en la calle Victoria, pero que luego se mudó dos veces más: a Bernardo de Irigoyen e Hipólito Yrigoyen primero, y desde 1933 en la esquina de Salta e Hipólito Yrigoyen.

La historia de este tradicional espacio, incluido en un informe con el mapa de los restaurantes más antiguos del mundo, ha vivido muchas singularidades. Por ejemplo, tuvo que reconstruirse por completo cuando se derrumbó el Hotel Victoria encima. En 1969, la sociedad pasó a estar dirigida por Joaquín Barreiro González, suegro de uno de los actuales directores. "Quienes están al frente de El Imparcial de hoy pretenden brindar a la habitual clientela toda la atención y frescura, manteniendo la esencia de 1860".

La historia del nombre y el lema con el que nació, está narrada en las páginas del propio restaurante. El nombre se elige en medio del "agite político que se vivía por entonces", y también con la llegada del franquismo a España.

Los partidarios de Franco en Buenos Aires "usaban de cuartel el bar Español (lindante a El Imparcial)" mientras que los republicanos "se abroquelaban en el Iberia". 

En El Imparcial, su propietario tenía prohibidas las charlas de política y de religión. "El Imparcial ha sido hasta hoy, respetuoso de la tradición con la que fue creado en 1860 por aquel emigrante español que decidiera fundar en Buenos Aires una fonda y botillería de comida típica, como describía el cartel de la puerta: puchero de gallina hervida con vino carlón".

Mariscos, pescados, jamón, caracoles, paella, natilla, arroz con leche servido en copas, son algunas de las especialidades que pueden degustarse hoy en día, a metros de la Avenida de Mayo. "Cuenta además con una extensa carta de vinos y variedad de platos al alcance de todos los gustos".

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.