Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

El cerro que parece echar humo en la Patagonia

La cima del Fitz Roy o Chaltén está coronada de manera casi permanente por nubes. Por su superficie resbaladiza y los vientos que lo azotan, es un desafío para los escaladores.

Por Redacción Voy de Viaje.

Un monumental conjunto de torres de roca que emergen con dirección al cielo aparece en el Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz. Se trata del cerro Fitz Roy o Chaltén, que alcanza los 3.405 metros sobre el nivel del mar.

La palabra Chaltén proviene de la lengua tehuelche y significa “montaña humeante”. El nombre se debe a las nubes que se posan de manera casi permanente en la cima del cerro y que pueden ser confundidas con humo. En ciertos momentos del día hasta es posible apreciar sorprendentes colores, gracias al reflejo del sol.

CHALTÉN. Una vuelta de rafting en El Chaltén.

Su otra denominación, Fitz Roy, se atribuye a que el perito Francisco Pascasio Moreno lo bautizó de esa manera el 2 de marzo de 1877. Fue en honor al capitán del Beagle, Robert Fitz Roy, quien había recorrido Santa Cruz cincuenta años antes.

El precio del show

Este cerro tiene la reputación de ser de dificultad extrema para escalar, debido a sus enormes extensiones de lajas casi verticales, pulidas y resbaladizas, sobre las que corren fuertes vientos incluso cuando hay buen tiempo. Además, la escalada sólo se practica durante un breve lapso en los meses de verano.

En caso de no ser un experimentado escalador, la mejor manera de apreciar esta increíble montaña es realizando una caminata de alrededor de cuatro horas hasta la laguna de los Tres. Desde allí se logra una vista majestuosa de este mítico cerro de la Patagonia. Más info.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.