Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Gastronomía

Delicias de Bariloche

Por tercer año consecutivo, “Bariloche a la carta” puso a la ciudad turística en un lugar destacado. Una carta de sabores entre lagos, bosques y montañas.

Por Christian Quinteros (Especial).

Bariloche fue, del 3 al 9 de octubre, la vidriera que mostró lo mejor de la cocina rionegrina con el gran evento “Bariloche a la carta”. Por tercer año consecutivo, la ciudad se preparó para deslumbrar a turistas y locales que buscan la buena mesa. El disfrute fue para el paladar y para el resto de los sentidos, con propuestas que permitieron deleitarnos con deliciosos platos y contemplar el paisaje incomparable de la Patagonia.

Un espectáculo imperdible en esta época es transitar la avenida Bustillo para ver a la vera del pavimento cerezos y ciruelos florecidos como nubes blancas y rosas, narcisos y tulipanes radiantes en jardines y parques, y el lago Nahuel Huapi reflejando esa fiesta de colores. En el trayecto Circuito Chico basta con ascender en aerosilla al cerro Campanario para contemplar desde su cima una panorámica con matices de verdes y el azul de los lagos. Una vista considerada entre las 10 mejores del mundo por la revista National Geographic.

DATOS. Información útil para disfrutar de tu estadía en Bariloche.

Platos fuertes

El programa de “Bariloche a la carta” incluyó charlas, clases abiertas, degustaciones y una feria de alimentos donde los productores de la región pusieron al alcance de los asistentes las materias primas que esta tierra ofrece.

Nuestra primera parada gourmet fue en el hotel Cacique Inacayal (nombre de uno de los últimos líderes tehuelches que resistió la Conquista del desierto), donde asistimos a la degustación de los vinos del Alto Valle del Río Negro, de bodega Aniello. Allí nos sorprendimos con el Soil, vino ciento por ciento de pinot noir, un blanco hecho con uva tinta.

La cita golosa llegó con los chocolates. En la escuela de cocina patagónica El Obrador, del chef Emiliano Schobert, los maestros chocolateros de Mamuschka enseñaron las diferencias entre el cacao peruano y el ecuatoriano. Luego, continuamos en Rapa Nui, un verdadero palacio de dulzuras ubicado en una de las esquinas céntricas de la ciudad, donde nos deleitamos con algunas variedades como los bombones elaborados con Madoc, el whisky premium producido en Dina Huapi, a 15 kilómetros de Bariloche.

En Cassis Patagonia, a orillas del lago Gutiérrez, la chef Mariana Müller nos dejó sin palabras con su trucha patagónica cocinada a baja temperatura, acompañada de cebada perlada, puerros y hojas de lechuga del minero, una de las hierbas autóctonas. El paisaje, el aire puro y la refinada comida convierten al lugar en uno de los mejores restaurantes del país.

Otros emblemas de la producción barilochense que conocimos fueron las truchas del criadero libre de químicos en Colonia Suiza y la cerveza artesanal patagónica Berlina.

Lugares para descansar

En el Modesta Victoria, un barco de 78 años, salimos de Puerto Pañuelo en un paseo lacustre hasta llegar a Bahía Anchorena, donde descendimos y realizamos una breve caminata por un sector de la isla Victoria, cuando el sol empezaba a esconderse detrás de los cerros precordilleranos.

La hotelería en Bariloche también se destaca con una excelente oferta, atenta a todos los bolsillos: cabañas, hosterías, hoteles boutiques. Estos lugares se encuentran en pleno bosque, en la montaña o a orillas del lago, como el elegante El Casco Art Hotel, un referente en la categoría cinco estrellas, dueño de una de las mejores vistas del Nahuel Huapi.

Experiencia Llao Llao

Este hotel representa a Bariloche en el mundo. Construido en 1934, resulta el emblema de la ciudad. Hoy es un resort de lujo de 139 habitaciones, con diferentes vistas que regalan maravillosos paisajes de los lagos Moreno, Nahuel Huapi y Cerro López. Entre las comodidades y actividades que ofrece, la piscina climatizada sin fin -con la imponente vista de lagos y montañas- constituye uno de los lujos que disfrutan sus huéspedes.

A su vez, se destaca su gastronomía, a cargo de Federico Domínguez Fontán. Junto a su equipo, este chef ofrece durante el día momentos en los que vale la pena visitar este complejo, como la hora del té. En esa ocasión, aparece un verdadero banquete para golosos, donde se sirven variedades de panes, tortas, postres y bocados.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=lje84zYN0P0]

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.